Halligan: El "polvorín económico" de Ucrania podría detonar un "derrumbe sistémico"

26 de febrero de 2014

26 de febrero de 2014 — Envuelta en un golpe político, Ucrania también se dirige hacia un derrumbe financiero, y ese derrumbe podría detonar un derrumbe financiero en Rusia, en otras economías emergentes de Asia Central y de Europea Oriental, y por supuesto, en Occidente en su conjunto, como lo señaló Liam Halligan en un artículo publicado en el diario británico Telegraph del sábado 22. Dicha "calamidad no solo podría provocar más penurias y más violencia aún en la misma Ucrania. Hay temores crecientes de que este país puede también actuar como un polvorín económico, para ocasionar un derrumbe sistémico en la vecina Rusia, en los mercados emergentes en general, y posiblemente en occidente incluso". Si continúa el derrumbe actual, Ucrania puede enfrentar la bancarrota y el incumplimiento soberano, señala Halligan.

Esto a pesar de las grandes riquezas con que cuenta Ucrania, una capacidad agrícola de nivel mundial, industria siderúrgica y otras, y una población altamente educada con "enorme perspicacia matemática y científica". Debido a los efectos de la crisis mundial en Rusia y en Europa, y la caída de 50% en el precio del acero tras la relativa desaceleración económica en China, para el 2013 la economía de Ucrania había detenido su crecimiento. La deuda externa total de Ucrania llegó a acumular un nivel sin precedentes de $137,722 millones de dólares, un 80% del PNB, de acuerdo al Banco Nacional de Ucrania, mucho más de los $23,811 millones de 2003. La deuda del gobierno central es de $27,280 millones. Los cálculos de la deuda externa total de corto plazo van de los $40,000 millones a los $60,000 millones, la tercera parte del PNB.

Al mismo tiempo, su moneda, la hrivnia, al igual que la de Rusia y de muchas otras naciones de la región, está bajo mucha presión y las reservas en divisas del banco central se reducen aceleradamente. El banco central informó que las reservas en divisas extranjeras cayeron a $17,805 millones de dólares para el 31 de enero, el nivel más bajo desde 2006, desde un nivel de $20,416 millones para fines de diciembre de 2013. La caída se debió a los pagos de deuda por $1,100 millones, que incluyen $650 millones al Fondo Monetario Internacional, así como las intervenciones del banco central por $1,700 millones en el mercado interbancario para tratar de respaldar la hrivnia, que ha perdido un 4% de su valor en lo que va de 2014.

Las agencias calificadores de Wall Street, Fitch y S&P, le sumaron a la presión sobre las finanzas del país a fines de la semana pasada, cuando advirtieron de un posible incumplimiento y degradaron la deuda de Ucrania del nivel B al nivel CCC de casi incumplimiento, por debajo de la deuda de Grecia.

En diciembre, Rusia había acordado proporcionar $15,000 millones para comprar títulos de deuda soberana nuevos durante los próximos dos años, y de hecho hizo una compra inicial de $3,000 millones de deuda ucraniana en enero. Sin embargo, Rusia ha detenido la compra de $2,000 millones en eurobonos para este mes, anunció el Ministro de Finanzas, Anton Siluanov, ayer en Sidney, Australia, en la reunión del Grupo de los 20 (G-20), informó la agencia rusa Itar-Tass. Rusia tomará una decisión en firme sobre el desembolso de otro tramo luego de que Ucrania forme un nuevo gobierno, le dijo Siluanov a los periodistas. "Discutimos realmente la adquisición de dos mil millones de eurobonos de Ucrania la semana pasada. Como la situación política ha cambiado enormemente, tenemos que darnos cuenta con que gobierno vamos a cooperar, por tanto vamos a esperar hasta que se forme un nuevo gobierno y veamos cual es su política. Hasta entonces vamos a tomar una decisiónon", dijo.

Siluanov había declarado a principios del mes que Ucrania tiene una deuda pendiente por el gas de $2,700 millones con Rusia. "Nosotros no vinculamos los tramos [en la compra de bonos] con las transacciones entre Naftogaz y Gazprom, pero ambas son entidades estatales. Siempre acordamos que nuestras obligaciones entre Estados y las compañías estatales se deben cumplir", dijo Siluanov.

Este lunes 24, el nuevo ministro de Finanzas de Ucrania, así como funcionarios del Banco Nacional y el vocero del parlamento, Oleksandr Turchynov, hicieron una solicitud a Polonia y a Estados Unidos por ayuda financiera de unos $35,000 millones de dólares en una semana o dos.

"En los últimos dos días hemos hecho consultas y reuniones con los embajadores de la Unión Europea, de Estados Unidos y otros países, y representantes de las organizaciones financieras a fin de que Ucrania consiga una ayuda financiera macro", dijo el ministro de Finazas en funciones, Yuriy Kolobov, en una declaración que dio a conocer Russia Today. Ucrania propone realizar una conferencia internacional de donantes, donde participen la Unión Europea, Estados Unidos, Polonia, el FMI, otros países y las organizaciones financieras internacionales, para asistirlos en la modernización y la introducción de las reformas en Ucrania, así como para alcanzar un acuerdo de asociación con la Unión Europea.

Mientras tanto, el secretario del Tesoro de EU, Jacob Lew, le dijo a las nuevas autoridades de Kiev que vayan al FMI, según informó el The Moscow Times. Sin embargo, como lo señaló Siluanov en Sydney, el FMI prácticamente ha agotado sus recursos y necesita una reforma.

Nike Air Jordan Retro 1 Red Black White - Buy Air Jordan 1 Retro (white / black / varsity red), Price: $60.85 - Air Jordan Shoes, nike sb project ba premium payment