Putin analiza la situación de Ucrania en la reunión del Consejo de Seguridad de Rusia

28 de febrero de 2014

28 de febrero de 2014 — La reunión de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad ruso del pasado lunes 24, presidida por el Presidente Vladimir Putin, estuvo dedicada a la situación en Ucrania, anunció el Kremlin. Según informe de RIA Novosti, el vocero del Presidente Putin, Dmitri Peskov, confirmó que los miembros permanentes asistentes fueron: el Primer Ministro Dmitri Medvedev, el Ministro de Relaciones Exteriores Sergei Lavrov, el Ministro de la Defensa, Serguéi Shoigú, el Ministro de Asuntos Interiores, Vladimir Kolokoltsev, el Jefe de Personal del Kremlin, Sergei Ivanov, el Presidente de la Duma, Sergei Naryshkin, la Presidenta del Consejo de la Federación, Valentina Matviyenko y Alexander Bortnikov y Mikhail Fradkov, quienes presiden las agencias de inteligencia interna y extranjera, respectivamente.

Esa tarde, Lavrov se refirió a Ucrania en una conferencia de prensa después de reunirse con el Ministro de Relaciones Exteriores de Luxemburgo, que estaba de visita. Dijo: "Hemos reafirmado nuestra posición basada en principios de no interferir en los asuntos internos de Ucrania y esperamos que todas [las potencias extranjeras] sigan la misma lógica", para agregar que sería "peligroso y contraproducente" ponerle un ultimátum a Ucrania de "o están con nosotros o están en contra de nosotros".

Lavrov sugirió que solo se celebren elecciones presidenciales en Ucrania hasta después de que hayan finalizado las reformas constitucionales en septiembre, como se estableció en el acuerdo entre el Presidente Yanukóvich y los lideres de la oposición la semana pasada. "El acuerdo del 21 de febrero preveía que esta reforma se llevara a cabo en septiembre y que solo después de esto —está específicamente estipulado— y antes de que termine el año, se llevarían a cabo las elecciones presidenciales", dijo Lavrov.

A una pregunta sobre el apoyo financiero de Rusia, Lavrov retomó el tema de la intervención de ayer de Medvedev, en el sentido de que Moscú no sabe quien está en el poder en Ucrania, o con qué tipo de gobierno se está tratando. Destacó que Medvedev, al igual que el Ministro de Finanzas de Rusia, Anton Siluanov, han mencionado una "conferencia de donadores" sobre Ucrania. Pero, agregó, "queremos saber quien va a estar a cargo en el nuevo gobierno de Ucrania, que literalmente se está formando en este momento, y cuál va a ser el plan de acción que va a tener este gobierno, incluyendo la estabilización de la economía. Como están las cosas ahora, es muy importante garantizar condiciones para la recuperación y desarrollo económico normal, y eso significa el cese inmediato de la violencia, el restablecimiento del imperio de la ley y el orden y la reconciliación nacional. Nos gustaría saber cuál es la actitud del nuevo gobierno que se está formando hacia estas cuestiones claves". Hasta la fecha, puntualizó Lavrov, no se ha cumplido con los términos básicos del acuerdo del 21 de febrero: "Las guerrillas no están entregado los edificios; y por el contrario están actuando como si fueran la policía de Kiev".

Lavrov dijo que Rusia está "alarmada" por muchas de las decisiones tomadas por la Rada Suprema, entre ellas el rechazo a la Ley de Idiomas, que le permite a los rusos, polacos, rumanos y otros grupos étnicos que viven en Ucrania "vivir y trabajar, usando sus idiomas de origen". Dijo que Moscú está dando seguimiento a las medidas para prohibir las transmisiones de los canales rusos que llegan a Ucrania. "En general", resumió, "nos interesa que no se permita la influencia de radicales y nacionalistas que ahora están llevando la batuta en la ola revolucionaria, tomar decisiones que dañan a un elemento significativo del Estado Ucraniano".