Rusia: La ONU y la UE deben investigar los asesinatos cometidos por francotiradores que perpetraron el golpe en Ucrania

8 de marzo de 2014

8 de marzo de 2014 — Los crímenes cometidos en la Segunda Guerra Mundial por Stepan Bandera y el Ejército Insurgente Ucraniano, y, la pregunta de quién está detrás de los disparos efectuados por francotiradores y que saboteó el acuerdo al que había llegado el ministro de relaciones exteriores de Alemania Frank-Walter Steinmeier para una solución negociada en Ucrania, fueron presentados por Vitaly Churkin, representante permanente de Rusia ante las Naciones Unidas, el 6 de marzo en una conferencia de prensa, luego de la reunión sobre Ucrania del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Luego de presentar los hechos sobre como las unidades de Bandera masacraron a los polacos, judíos, gitanos, y capturaron soldados soviéticos, Churkin trajo a colación la conversación grabada entre lady Catherine Ashton, representante de política exterior de la Unión Europea y el ministro de relaciones exteriores de Estonia, Urmas Paet, en la que Paet le dio a Ashton un informe de la situación desde Kiev mismo, sobre como los funestos disparos que hicieron los francotiradores a la policía y a los manifestantes fueron ordenados por los mismos que se convirtieron en el nuevo gobierno. Churkin hizo un llamado a que las Naciones Unidas colabore con las investigaciones sobre quiénes fueron los autores de los asesinatos perpetrados por los francotiradores. Itar-Tass informa que cuando se le preguntó a la vocera de Ashton en la Unión Europea, de cuál fue la reacción ante estas grabaciones, la respuesta fue la siguiente: "Queremos investigar la violencia y los asesinatos. Queremos que los criminales sean enjuiciados".

Según un informe de la Voz de Rusia de ayer tarde, "miembros del parlamento" están preparando para hacer un llamado a la Unión Europea para establecer una comisión para investigar los asesinatos perpetrados por los francotiradores. No está claro si estas personas son miembros del Parlamento Europeo o del parlamento ruso. El 7 de marzo un miembro de la delegación de las Naciones Unidas por los Derechos Humanos que se dirigía a Kiev, de modo evasivo respondió que ellos quieren que haya una investigación sobre los asesinatos, pero no por causa de una grabación filtrada.

Declaraciones de Vitaly Churkin, embajador de Rusia ante la ONU; 6 de marzo:

"Dado que nadie quiere decir nada, yo me voy a tomar unos minutos de su tiempo.

"Primero que nada, quiero hacer algunos comentarios en conexión con una declaración bastante alarmante que hizo el 4 de marzo Yuri Sergeyev, embajador de Ucrania. Respondiendo a una pregunta, el dijo, y aquí lo cito: 'Rusia, en tiempos de la Unión Soviética, trató de presionar a los aliados de Occidente para que reconocieran como asesinos a los que ustedes llaman Banderistas y a otros. ¿Por qué el Tribunal de Nuremberg no admitió esto? Porque era una falsificación. Porque la posición de la Unión Soviética en ese momento no era justa'.

"Lo que yo quisiera decir es lo siguiente. Gran cantidad de documentación y evidencias que prueban que la Organización de Ucranianos Nacionalistas (OUN), y el Ejército Insurgente Ucraniano (EIU), colaboraron con los nazis. Ellos tomaron parte en los asesinatos en masa de civiles, y en operaciones de castigo contra los partisanos en Bielorusia, Ucrania, y Polonia. El 30 de junio de 1941, con la invasión del ejército nazi a Ucrania, Stepan Bandera emitió la Ley de la Proclama del Estado Ucraniano, que decía así, y lo cito:

" 'El Estado ucraniano recién formado trabajará estrechamente con el Nacional Socialismo de la Gran Alemania, el cual, bajo el liderazgo de Adolfo Hitler, está dando forma a un nuevo orden en Europa y en el mundo'.

"En 1941, los colaboradores nazi ucranianos aportaron la mayoría de los verdugos que asesinaron más de 150,000 judíos en Babi Yar en Kiev. Allí también fueron ejecutados gitanos y soldados soviéticos que eran prisioneros de guerra. En 1942, la OUN participó en una campaña de limpieza étnica en Malkinia, Polonia. Más de 100,000 mujeres, niños, y hombres fueron masacrados. Historiadores polacos calculan que se utilizaron 135 diferentes métodos sádicos para matar gente inocente. En 1942 la OUN continuó la campaña de exterminio en masa de polacos y judíos.

"El 28 de enero de 2010, el Centro Simon Wiesenthal expresó, y cito: 'asco profundo ante la decisión del entonces presidente de Ucrania de honrar a Bandera, líder de la OUN, quien' —y sigo citando— 'colaboró con los nazis en los comienzos de la Segunda Guerra Mundial, y cuyos seguidores estaban vinculados a miles de asesinatos de judíos y de otros' ".

"El 25 de febrero de 2010, el Parlamento Europeo adoptó una resolución en la que se expresaba un profundo arrepentimiento por la decisión de carácter póstumo de condecorar a Bandera, el líder de la OUN que colaboró con la Alemania nazi, con el título de héroe nacional de Ucrania. El Parlamento Europeo exhortó a los líderes de Ucrania a reconsiderar tal decisión, y mantener su compromiso con los valores europeos. El presidente de Polonia, Jaroslaw Kaczynski, afirmó el 7 de febrero del 2010, que la OUN y la UPA, y lo cito, 'estuvieron involucradas en asesinatos en masa de polacos civiles en los territorios del Este de la Segunda República, asesinando a 100,000 personas. A los polacos los asesinaban por ser polacos".

"Es profundamente perturbador que los seguidores de Bandera estén marchando abiertamente en estos días en Ucrania, mostrando sus retratos e insignias fascistas, y estén ejerciendo un poder político considerable en Kiev. Los intentos para encubrir a la OUN y a la UPA no son solo moralmente repugnantes; ello equivale a alentar la ideología nazionalista, el extremismo, y la intolerancia".