Ex corresponsal del Guardian en Moscú: las evidencias indican que francotiradores estaban en la zona del Maidan en Kiev

13 de marzo de 2014

12 de marzo de 2014 -– En una mesa redonda [1] organizada por el portal electrónico Democracy Now!, el ex corresponsal en Moscú del diario británico Guardian, Jonathan Steele, dejó en claro que hay muchas evidencias que indican que Moscú está en lo correcto cuando dice que lo que ocurrió en Ucrania fue un golpe de Estado anticonstitucional.

"Fue una especie de insurrección de gente armada. Y ustedes también lo han señalado en Democracy Now!, en las últimas horas, 24 horas más ó menos, que ahora había muchas evidencias de que los francotiradores venían del lado de los manifestantes, y no del lado del gobierno, gente que asesinó tanto policías como civiles", afirmó Steele.

Steele rechazó la aseveración del neoconservador John Bolton quien dijo que "Putin quiere reestablecer la hegemonía rusa dentro del espacio de lo que era la Unión Soviética, y Ucrania es la pieza más grande"; Steele señaló que en realidad, Putin está tratando de establecer algo que llama Unión Euroasiática, una especie de unión aduanera, y logró que Bielorrusia y Kazajistán se mostrasen interesados en ésta. "Y él quería que Ucrania se uniera también. Pero, me explico, el verdadero problema es que Ucrania está dividida, entre las personas que hablan ruso en el este, y la zona del occidente, que es parte de esta [Ucrania], pero que nunca fue parte ni siquiera del imperio zarista de Rusia. De modo que es un país muy dividido. Debe de haber, quizás, eventualmente, una federación para evitar que se separen, pero mientras tanto se necesita un gobierno nacional propio de unidad nacional.

"Y yo no le veo ningún sentido a decir que esta crisis haya sido creada por Putin", añadió Steele.