Feinstein ataca la subversión dictatorial de Obama al Congreso

13 de marzo de 2014

13 de marzo de 2014 — Durante casi 40 minutos ayer, la presidenta de la Comisión de Inteligencia del Senado, Dianne Feinstein, habló desde la tribuna del Senado, acusando a la CIA de sacar documentos de las computadoras de miembros del equipo de la Comisión que habían venido investigando las políticas de tortura y detenciones criminales de la CIA, y de presentar después una denuncia penal en contra de la comisión misma sobre bases falsas, con la intención de intimidarlos. El jefe de la CIA, John Brennan, el socio de Obama en la formulación de la "lista para asesinatos con drones", negó las acusaciones de Feinstein, a pesar de que él personalmente le había hablado a Feinstein sobre las investigaciones ilegales de las computadoras del personal, y luego dijo que en efecto la CIA puede hacer lo que quiera y que si no les gustaba, vieran al Presidente.

Para ver todo el discurso, en inglés, haz clic aquí [1]

El personal de la Comisión se ha pasado varios años revisando unas 6.2 millones de páginas de documentos aportados por la CIA sobre el programa de "interrogatorios mejorados" (tortura), y está en vías de concluir un informe de 6,300 páginas para que se pueda dar a conocer una versión desclasificada del mismo.

Aunque la Comisión de Feinstein tiene poderes de supervisión sobre las agencias de inteligencia y algunos de sus miembros han estado trabajando para parar las operaciones de vigilancia anticonstitucionales 'orwellianas' de la CIA, FBI, NSA y otras agencias conspiradoras, en su mayor parte Feinstein ha tratado de encubrir a dichas agencias.

Pero hoy dio un discurso que el presidente de la Comisión Judicial del Senado Patrick Leahy calificó de "el discurso más importante que ha escuchado en el Senado en 40 años". Leahy introdujo una legislación para tratar de frenar a la "comunidad de inteligencia".

En su discurso, Feinstein dijo que estaba "muy preocupada" de que la actividad de la CIA "pudo haber socavado la separación constitucional de poderes". También dijo que la CIA pudo haber violado la Cuarta Enmienda, la Orden Ejecutiva 12333 y la Ley de Fraude por Computadora.

Los informes en los medios de comunicación llegan a la conclusión de que las acusaciones y contraacusaciones entre la CIA y la comisión son algo más que una guerra de posiciones. En un artículo titulado "El enfrentamiento Senado-CIA amenaza con una crisis constitucional" [2] de David Corn en MotherJones.com [3] se dice: "Esta mañana, en C-SPAN, estallaron los cimientos del estado de seguridad nacional...

"Este discurso sin precedentes de Feinstein tiene ramificaciones más allá de la controversia inmediata sobre las indagaciones de la CIA. Socava las bases del gobierno secreto".

Feinstein concluyó su discurso diciendo: "Si el Senado puede desclasificar este informe, podremos asegurarnos de que un programa brutal, antiamericano, de detenciones e interrogatorios nunca más sea considerado o permitido. Pero, señor Presidente, las acciones recientes que acabo de describir convierten a éste en un momento decisivo de la capacidad de supervisión de nuestra comisión de inteligencia. El cómo resuelva el Congreso y cómo se resuelva esto mostrará si la comisión de inteligencia puede monitorear e investigar efectivamente las actividades de inteligencia de nuestra nación o si nuestro trabajo puede ser impedido por aquellos a los que supervisamos".