Rusia responde al plan de guerra de Obama; el destructor USS Donald Cook sale a su primera misión con la OTAN

18 de marzo de 2014

18 de marzo de 2014 — Fuerzas militares simpatizantes de Rusia –no se conoce hasta ahora si son unidades de autodefensa de Crimea o directamente tropas rusas— tomaron el control de la estación de un gasoducto en Arbatsky Spit, en Ucrania, que proporciona energía esencial para Crimea, en vista de que existe un plan para sabotearlo, según Sergei Aksyonov, primer ministro de Crimea. Aksyonov, explicó que Crimea organizó una reserva de agua para un mes, y está instalando generadores de diesel, en caso de que las autoridades ucranianas dejen de proporcionar electricidad a la península.

A este respecto Lyndon LaRouche señaló que el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, dejó claro que él no se va a echar para atrás frente a las declaraciones implícitas de guerra provenientes de Obama y del imperio británico. Putin quiere evitar la guerra, explicó LaRouche, pero tampoco va a retroceder. Es por eso que es tan urgente que en Estados Unidos se lleve a juicio político a Obama de inmediato, afirmó.

Particularmente siniestro en términos de lo que está haciendo Obama para desatar la guerra, es el hecho de que el destructor estadounidense Donald Cook —el destructor que lleva los misiles balísticos de defensa Aegis, el sistema de defensa antimisilístico que representa la punta de lanza de la provocación de Estados Unidos y la OTAN contra Rusia— dejó su nueva base en el puerto de Rota, España, el 14 de marzo, para realizar su primera misión desde que llegó a este puerto a mediados de febrero. "Durante su patrullaje en la zona de operaciones de la 6ta Flota de Estados Unidos, el Donald Cook llevará a cabo una serie de misiones, incluyendo la defensa antimisiles de la OTAN, operaciones de seguridad marítima, y ejercicios de entrenamiento bilateral y multilateral", informó Edward Guttierrez III, el oficial de relaciones públicas del Donald Cook, en un boletín de prensa del Servicio de Noticias de la Armada.

Igualmente, hay informe de prensa en el sentido de que el portaviones de Estados Unidos USS George HW Bush y su grupo de ataque podrían quedarse en la región unos días más de los que originalmente estaba planeado. El 14 de marzo el vocero del Pentágono, coronel Steve Warren, le dijo a los periodistas en el Pentágono que el portaviones George HW Bush, que actualmente está en camino en el Mediterráneo oriental pero está programado para reemplazar al portaviones USS Harry Truman en el Mar Arábigo, se va a quedar "unos días más para hacer un entrenamiento adicional y para aumentar las capacidades marítimas", esto es, unos cuantos día más de lo que originalmente estaba planeado. Warren dijo que hay dos razones para extender la estadía del Bush en el Mediterráneo: "Una es conducir esas oportunidades de entrenamiento adicionales, y francamente por que gran parte de lo que estamos haciendo ahora ahí es un esfuerzo para asegurar a nuestros aliados". El destructor estadounidenses Truxtus, que llegó al Mar Negro el 7 de marzo para participar en ejercicios ya planeados con naves de Bulgaria y de Rumania, y es parte del grupo de ataque del portaviones Bush, va a quedarse al menos por una semana más. Su comandante le dijo a los periodistas el domingo 16 en el puerto búlgaro de Varna, que en tanto él no puede hacer comentarios sobre las operaciones futuras, su barco formará parte de un mayor número de ejercicios "con aliados".

Mientras tanto, los rusos no se están quedando quietos. Itar-Tass informó que la fuerza aérea rusa desplegó a Bielorusia un avión A-5 AWACS, para unirse a los seis aviones jets caza SU-27, que llegaron al lugar unos días antes, para participar en los ejercicios conjuntos de defensa aérea. El 14 de marzo, el Ministerio de Defensa de Moscú, anunció que la fuerza de choque naval rusa en el Mediterráneo, que incluye el portaviones Almirante Kuznetsov, conducirá sus propios ejercicios tácticos, que incluirán jets caza y helicópteros. El vocero de la Armada rusa, Vadim Serga, dijo que el entrenamiento va a incluir ejercicios tácticos de técnicas de batalla y la participación de blancos aéreos, según informa Interfax.