Yats decreta la "fase militar", ya en vigor

19 de marzo de 2014

19 de marzo de 2014 — Ayer se produjo en Semferopol, capital de Crimea, un incidente con un francotirador, cuyos detalles todavía son bastante oscuros, en donde resultó muerto un militar ucraniano (no se especifica rango) y otro hombre (un voluntario de las autodefensas de Crimea) según los informes de prensa; e inmediatamente después, el ilegítimo Prime Ministro de Ucrania "Yats" utilizó el episodio para declarar un cambio en las reglas de combate, dándole a las tropas ucranianas el derecho a usar armas en contra de los supuestos agresores rusos. Yats dijo que después de lo sucedido en Simferopol, "esto ya no es un conflicto político. Es un conflicto militar". Yats habló ante una reunión de emergencia del gobierno, en donde dijo que "los soldados rusos empezaron a dispararle a militares ucranianos y eso es un delito de guerra".

El ataque del francotirador se produjo en una estructura militar, escasamente una hora después del discurso del Presidente Putin en el Kremlin, en donde señaladamente dio las gracias por la moderación que han mostrado tanto los ucranianos como los soldados en Crimea. Los perpetradores fueron hombres enmascarados en dos carros sin identificación.

La naturaleza del ataque de hoy recuerda las acciones perpetrada por francotiradores que ocasionaron las muertes en la plaza Maidan, que echaron por tierra el acuerdo del 21 de febrero y precipitaron las condiciones de caos que favoreció el golpe de Estado neonazi sangriento, algo que fue inmediatamente señalado por el Primer Ministro de Crimea Aksyonov. La escalada intempestiva e extrema de la pandilla de Yats de darle licencia a sus fuerzas para que "tiren a matar" es congruente con esto, y con el hecho de que los amos británicos controladores del juego están desesperados por la falta de violencia entre Rusia y Ucrania hasta ahora.

El Primer Ministro de Crimea, Sergey Aksyonov, comparó el ataque de hoy en Simferopol con la balacera de los francotiradores contra el Maidan. Le dijo a Canal Uno de Rusia que "hasta ahora, hay dos personas muertas producto de una provocación, un sabotaje. La situación me permite concluir que se usó la misma táctica que se usó en la Maidan, porque lo más probable es que un mismo francotirador le disparó a ambos bandos, fueron asesinados un soldado ucraniano y un miembro de las fuerzas de autodefensa de la República Autónoma de Crimea".