Moscu exige a Occidente que no colabore con los neonazis e inicia la integración de Crimea

21 de marzo de 2014

21 de marzo de 2014 — El ministro de Relaciones Exteriores ha dado una serie de declaraciones referentes a Ucrania en los últimos días, que la mayoría de los medios informativos internacionales ha ignorado por completo, a pesar de que reflejan el acento que ha puesto Rusia en sus esfuerzos diplomáticos para aliviar la situación en ese país.

El 18 de marzo, el Ministerio de Relaciones Exteriores se refirió nuevamente al papel de los extremistas de la ultraderecha en Ucrania; en esa oportunidad destacó "la participación de representantes de fuerzas ultranacionalistas en los organismos de la rama ejecutiva, que ostentan el poder en Ucrania".

Señaló que miembros o aliados del Partido Svoboda (que era antes el partido Nacional Socialista) tienen hoy los puestos de viceprimer ministro y ministro de Defensa de Ucrania. El programa del Svoboda, señala, "prevé una serie de medidas antidemocráticas, como son el restablecimiento de lineamientos de 'etnicidad' en los documentos de identificación, eliminando la ciudadanía a las personas que tienen doble nacionalidad, impone sanciones penales por acciones consideradas 'antiucranianas', y pone 'restricciones severas al uso en publico de cualquier otro idioma que no sea el ucraniano' ".

Svoboda manifiesta que Ucrania debiese seguir los principios de Estado que fueron proclamados el 30 de junio de 1941 por Stepan Bandera y la Organización de Nacionalistas Ucranianos, que "expresaba el deseo de pelear por un 'nuevo orden' en Europa y el mundo, hombro a hombro con la Alemania de Hitler". Así mismo, el Partido Svoboda quiere hacer de Ucrania una potencia nuclear. El Ministerio de Relaciones Exteriores también señala que en diciembre del 2012 el Parlamento Europeo caracterizó al Partido Svoboda de "racista, antisemita y xenofobo", y exhortó a las fuerzas democráticas que evitaran colaborar con ellos.

"Sin embargo, nada de esto ha disuadido a altos representantes de Estados Unidos y de la Unión Europea a entrar en contacto con Svoboda, incluyendo a su dirigente O. Tyahnybok".

También señala que hay oposición a tal colaboración proveniente de "voces sensatas" entre políticos y analistas de Occidente.

El día 20 de marzo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia reprochó a las potencias occidentales por haber ignorado frente a Rusia el Memorando de Budapest de 1994. "Uno se podría preguntar cómo se corresponden los llamados de Estados Unidos y la Unión Europea a imponer sanciones a la dirigencia ucraniana, durante los disturbios en Kiev, con las garantías del Memorando de Budapest" sobre los derechos de soberanía de Ucrania. Acusan a Estados Unidos y a la Unión Europea de "instigar activamente un golpe de Estado en Kiev, violando la independencia política y la soberanía de Ucrania y el Memorando de Budapest".

El mismo día, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, refutó la afirmación de la cancillería espuria de Ucrania en el sentido de que el referéndum crimeo fue ilegítimo porque supuestamente solo las personas "nativas" tienen derecho a llevar a cabo un referéndum, y supuestamente los rusos no son "nativos" en ningún lugar dentro de las fronteras administrativas de Ucrania, heredadas del periodo soviético.

Rusia procede a integrar Crimea

El Tribunal Constitucional de Rusia, que tiene su sede en San Petersburgo, aprobó hoy el documento por medio del cual Rusia acepta la región de Crimea y a la ciudad de Sebastopol como territorios constituyentes de la Federación Rusa.

El Presidente Vladimir Putin, en una reunión del gobierno sobre asuntos económicos, recibió informes detallados de parte de los ministros de Transporte e Industria, sobre las medidas para integrar a Crimea. El ministro de Transporte, Maxim Sokolov, informó en detalle sobre las conexiones de infraestructura con Crimea, incluyendo el servicio aéreo de pasajeros, siete trenes de pasajeros con posibilidad de llegar a 29 en las horas pico, y el ferrocarril y el ferry sobre el Estrecho de Kerch. Él señaló que el proyecto para construir un puente que atraviese el estrecho pasó la etapa de estudio de factibilidad.

La reunión del gabinete ruso también confirmó que las pensiones para los jubilados en Crimea ya entraron en vigencia. Recibirán el doble de la pensión, en términos reales, de lo que recibían cuando pertenecían a Ucrania.