La próxima gira de Obama está enfocada en presionar a Europa para enfrentar a Rusia y a acurrucarse con los saudíes

24 de marzo de 2014

24 de marzo de 2014 — El domingo 23, el títere británico Barack Obama salió de gira de seis días por Europa y Arabia Saudita, un viaje que se ha anunciado ampliamente que va a estar enfocado en agitar a otras naciones en contra de Rusia. Obama, quien va a estar acompañado en toda la gira por el Secretario de Estado, John Kerry, va a empezar en La Haya, en donde asistirá a una Cumbre sobre Seguridad Nuclear, una reunión internacional sobre seguridad nuclear a la que asistirán otros jefes de Estado y de gobierno, entre ellos el Presidente chino, Xi Jinping. El Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, va a encabezar la delegación rusa.

Obama se va a reunir con el Presidente chino el 24 de marzo, y va a convocar a una reunión del G-7, dirigida esencialmente para "desairar" a Rusia.

El 25 de marzo Obama asistirá a la cumbre y sostendrá varias otras reuniones, incluyendo una trilateral con el Presidente Park de Corea del Sur y el Primer Ministro Abe de Japón.

El 26 de marzo Obama asistirá a la cumbre en Bruselas de Estados Unidos y la Unión Europea, se reunirá con el Secretario General de la OTAN y hablará ante el parlamento belga; en todos estos eventos se espera que el tema sea "Ucrania" (es decir, atacar a Rusia).

El 27 de marzo Obama va a ir a Roma en donde se va a reunir con el Papa Francisco, y con el Presidente y el Primer Ministro de Italia.

El 28 de marzo Obama va a Riad, en donde se reunirá con el rey saudita Abdulla. Su agenda, según lo que dijo Ben Rhodes en el informe de la Casa Blanca del 21 de marzo, es "una agenda muy amplia en términos de nuestro reiterado apoyo a la seguridad del Golfo. De nuevo, nuestro apoyo a la oposición siria, en donde nos hemos estado coordinando estrechamente con los saudíes, las discusiones en curso sobre la paz para el Medio Oriente, así como también las discusiones nucleares con Irán".