Kennan vio en 1998 que la expansión de la OTAN iba a ser un desastre

25 de marzo de 2014

25 de marzo de 2014 — Además de Lyndon LaRouche, quien ofreció una perspectiva para evitar la guerra mundial que ahora parece inminente, por lo menos otro pensador estratega también previó que la expansión de la OTAN iba a ser un desastre: George Kennan, el arquitecto de 40 años de contención de la Unión Soviética. El embajador retirado Chas Freeman está circulando un artículo del columnista Thomas Friedman del 2 de mayo de 1998 en el New York Times, en donde le preguntó a Kennan su reacción a la votación en ese entonces en el Senado a favor de la expansión de la OTAN para incluir a Polonia, la República Checa y Hungría.

Viéndolo desde la perspectiva de 16 años después, la respuesta de Kennan parece sorprendentemente precisa. "Yo creo que es el principio de una nueva Guerra Fria", dijo Frennan de 94 años al columnista. "Yo creo que los rusos van a reaccionar gradualmente de una manera bastante adversa y esto va a afectar sus políticas. Yo creo que es un error trágico. No existe el menor motivo para hacer esto. Nadie está amenazando a nadie. Esta expansión haría que nuestros Padres Fundadores se revolcaran en sus tumbas. Hemos firmado proteger a toda una serie de países, a pesar de que no tenemos ni los recursos ni la intención de hacerlo de ninguna manera seria". Kennan agregó, después de analizar qué tan poco se entiende en occidente la historia de Rusia, que "por supuesto que Rusia va a tener una reacción mala, y después [los expansionistas de la OTAN] van a decir que esto es lo que siempre les hemos dicho que así es como son los rusos; pero esto simplemente está mal".

Al reflexionar sobre lo que me dijo Kennan, escribe Friedman, de que sin importar qué más agreguen los historiadores sobre la expansión de la OTAN en los 1990, hay una cosa que ellos "con toda seguridad van a comentar, y va a ser la total falta de imaginación que caracterizaba a la política exterior de Estados Unidos a fines de los 1990". Reaccionaron ante uno de los acontecimientos fundamentales del siglo 20 —el desplome del imperio soviético— expandiendo la alianza de guerra fría de la OTAN en contra de Rusia y llevándola hasta las fronteras de Rusia. "Estamos en la edad de los enanos" escribió entonces Friedman. Dieciséis años después, las mentes de los enanos no han hecho más que reducirse, y nos han acercado aún más a una Tercera Guerra Mundial que acabaría con la civilización.

Hoy dos ex embajadores ante Rusia se hicieron eco de los comentarios de Kennan en 1998, el estadounidense Jack Matlock y el británico Tony Brenton. Matlock le concedió una entrevista larga a Democracy Now en donde presenta el patrón de abusos estadounidenses hacia Rusia mediante la expansión de la OTAN, que llega ahora directamente hasta las fronteras con Rusia en Ucrania y Georgia. Trazó el paralelo de cómo en Estados Unidos se "volvieron locos" cuando Rusia estableció cabezas de playa cerca de EU en Cuba. El embajador Brenton hizo comentarios similares en un artículo que publicó hoy en el diario londinense Independent, destacando que "nuestros ministros, en particular el Primer Ministro, deben responder buscando oportunidades para hablar con los rusos, en vez de, como sucede actualmente, andarles gritando. Deberíamos de estar prestando más atención al verdadero temor de Rusia, que es ver que occidente se devore a Ucrania".