Obama le miente a Xi Jinping sobre el espionaje de la NSA a Huawei

25 de marzo de 2014

25 de marzo de 2014 — El Presidente Obama se reunió ayer con el Presidente chino, Xi Jinping, al margen de la conferencia sobre Seguridad Nuclear en La Haya, solo unas horas después de que Edward Snowden soltara otra bomba sobre la cabeza de Obama al dar a conocer documentos en donde se mostraba el espionaje masivo de la NSA sobre el mayor productor de equipo de telecomunicaciones en el mundo, la empresa china Huawei.

Después de la reunión, el Asesor de Seguridad Nacional adjunto, Ben Rhodes, reconoció que Xi le echó en cara a Obama estas intercepciones y espionajes masivos de una firma comercial importante, e informó que Obama simplemente hizo lo que siempre hace: mentir. Rhodes dijo que Obama contestó que "Estados Unidos no participa en espionaje para obtener ventajas comerciales", dijo Rhodes, y añadió que Obama dijo: "Estados Unidos cree que existe una clara distinción entre las actividades de inteligencia que tienen un propósito de seguridad nacional y las actividades de inteligencia que tienen un propósito comercial".

En Beijín, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hong Lei, dijo que China estaba "seriamente preocupada" por los informes. "Le pedimos a Estados Unidos que diera una explicación clara y cesara ese comportamiento", dijo. Un algo funcionario de Huawei también denunció el delito.