Documentos de la Reserva Federal plantean el rescate de los grandes bancos mediante el desfalco llamado "rescate interno"

28 de marzo de 2014

28 de marzo de 2014 — La Reserva Federal dio a conocer el pasado martes 25 una serie de ensayos escritos por sus investigadores de los bancos de la Reserva Federal en Nueva York y en Minneapolis. Al que se le ha dado mayor publicidad es al documento del equipo de la Reserva en Nueva York, el cual concluye que los 12 bancos más grandes de Estados Unidos siguen aventajando a los bancos regionales y bancos comunitarios de Estados Unidos en que tienen un "costo de los fondos" mejor en un 0.3 % y 0.4% (es decir la diferencia entre los intereses que pagan a los depositantes y lo que cobran a los deudores). Según el documento, esto se debe a que otros bancos e inversionistas creen que de cualquier modo estos bancos serán rescatados en caso de emergencia.

En otras palabras, se supone que esos bancos, que son ahora 40% más grandes de lo que eran hace 6 años, son todavía en definitiva "demasiado grandes para quebrar".

El senador Sherrod Brown y la Asociación Americana de Banqueros Comunitarios reaccionó a esto hacienda un llamado a favor del proyecto de ley Brown-Vitter, el cual exigiría mayores aumentos de capital a los bancos más grandes.

Pero la Reserva Federal de Nueva York de antemano ya había dado una respuesta a esas reacciones esperadas, lo cual queda en claro en otro de los documentos que dio a conocer, donde propone el mecanismo de "rescate interno", conocido también como el "prototipo Chipre". El mecanismo propuesto le sugiere a los bancos que aumenten y mantengan deuda convertible de largo plazo a la que se le denomina "deuda de rescate interno", mediante la cual se garantiza el rescate de los bancos a costas de sus acreedores (que les hayan comprado bonos, por ejemplo, emitidos por ese banco) cuando se declaren insolventes, y al mismo tiempo queda la posibilidad de rescatarse con los fondos de sus depositantes.

Debido a esto, las agencias calificadoras han comenzado a bajar la graduación de los bancos en Europa en la medida en que se adopta el rescate interno.

Este documento de la Reserva Federal de Nueva York se titula "Why Bail-In. And How!" (Por qué el rescate interno. ¡Y cómo!) escrito por Joseph Sommer, vicepresidente asistente de la Reserva Federal de Nueva York. El documento dice que "el rescate interno a nivel de la matriz es rápido y sencillo, comparado con las alternativas. En el peor de los casos, el rescate interno genera una liquidación ordenada". Un tercer documento también del Banco de la Reserva de Nueva York, elaborado por un equipo encabezado por James McAndrews, director de investigación de la institución, sostiene que: "Si los reguladores obligasen a los bancos a que compensaran esas obligaciones de alto riesgo [derivados, etc.] con deuda de rescate interno, las compañías tendrían menos incentivos para utilizar fuentes de financiamiento riesgosas".

Air Force 1 Sage Low