Gracias a Obama, Massachusetts tuvo que declarar emergencia de salud ante epidemia de heroína

29 de marzo de 2014

29 de marzo de 2014 — Patrick Duval, gobernador de Massachusetts, declaró una emergencia de salud pública el 27 de marzo, como respuesta al aumento dramático por el uso, la dicción y las muertes relacionadas por sobredosis de heroína, que han alcanzado proporciones de epidemia.

Recordemos que en enero el gobernador del estado de Vermont, dedicó todo su informe anual ante la legislatura estatal, a la epidemia de heroína en ese estado. [1] Y tampoco se limita el problema a la región de Nueva Inglaterra; el consumo y las muertes relacionadas están aumentando en todo Estados Unidos. En Massachusetts, las sobredosis con drogas opiáceas se elevaron en un 90% en el período entre el 2000 y el 2012. Tan solo en los últimos tres meses, 185 personas murieron por sobredosis de heroína en el estado.

"Tenemos una epidemia por el abuso del consumo de drogas opiáceas en Massachusetts, de manera que lo vamos a tratar como la crisis de salud pública que es", dijo Patrick, al anunciar la serie de medidas que se van a tomar de inmediato. Entre ellas, dijo, que los servicios de emergencia traerán consigo y podrán administrar el medicamento naloxone para poder contrarrestar una sobredosis, y este medicamento estará disponible en las farmacias para "quienes crean que un ser querido pueda tener una sobredosis". También se prohibirán temporalmente en el estado los analgésicos que solo tienen hidrocodona (derivado de la codeína), ya que esto plantea "un riesgo significativo a los individuos que ya son adictos a las opiáceas y para el público en general".

La epidemia de heroína, sin embargo, es mucho más que solo "una crisis de salud pública". Es el resultado buscado por las políticas de Narcotráfico SA del imperio británico, para destruir a la juventud estadounidense por medio de la adicción a las drogas, de la misma manera que lo están haciendo a Rusia al controlar la producción y tráfico de opio y heroína de Afganistán. La heroína es hoy más barata y más accesible para los jóvenes de Estados Unidos, que una dosis de su equivalente Vicodin o Percocet que son calmantes de dolor derivados del opio. Esta es la técnica de mercado habitual de Narcotráfico SA: Le bajamos el precio para aumentar el mercado. Cuando ya son adictos, son nuestros.

Una de las medidas urgentes que se tienen que tomar de inmediato para detener este genocidio, es sacara a Barack Obama de la Casa Blanca.