¡ES EL IMPERIO BRITÁNICO, ESTÚPIDO! JUICIO POLÍTICO A OBAMA. ALTO A UNA TERCERA GUERRA MUNDIAL

31 de marzo de 2014
¡ES EL IMPERIO BRITÁNICO, ESTÚPIDO!
JUICIO POLÍTICO A OBAMA.
ALTO A UNA TERCERA GUERRA MUNDIAL

En este momento, el imperio británico se encuentra en una crisis existencial peligrosa y desesperada. Para mantener su poder frente a la desintegración del sistema financiero transatlántico, el imperio británico pretende avanzar como un enjambre de langostas desde Europa del este a través de Rusia hacia China y el resto de Asia, saqueando, robando y matando a su paso. La pequeña marioneta patética de la reina Elizabeth, Barack Obama, fue incapaz de forzar a Rusia a someterse a este plan, y en un estado de desesperación, ahora se están moviendo para abrir el frente oriental de Asia. Sin embargo, Obama está ahora en una fase previa al enjuiciamiento político, que se manifiesta con los demócratas del Senado, y nos proponemos sacarlo antes de que pueda empezar esta guerra para el imperio británico.

Lyndon LaRouche expuso este cambio hacia el frente oriental en una discusión con el Comité Político de LaRouchePAC el 25 de marzo:

"Fueron los británicos, ellos lo decidieron, para evitar el riesgo de una guerra termonuclear directa, decidieron hacer un esfuerzo, porque si podían tomar el flanco sur de Rusia, y tomar ese flanco sur que cae sobre Ucrania, y si pudieran acometer ahí a Rusia, entonces hubieran debilitado a Rusia de tal manera que hubiera debilitado todo el flanco de Asia. Ese fue el asunto.

"Y cuando Putin se mantuvo firme, bloqueó sus acciones, y eso fue lo que pasó. Ahora, lo que sucede en este momento, es que viraron hacia un flanco en Asia. ¡Van en contra de la India y China! Y esperan que Rusia no se consolide, pero Rusia lo hará, con la India y China, y con otros países también.

"Este es el tipo de situación, y si no lo logran, están preparados para ir a una guerra termonuclear directa. Y si van a una guerra termonuclear directa, que significa que será transcontinental, habría muy pocas personas realmente que sobrevivan a los efectos de tal guerra. Y es por eso que los británicos han retrocedido.

"Esta es una operación británica. No es una operación estadounidense; es una operación imperial británica. Y no tienes que considerar a Gran Bretaña como una nación, ¡no es una nación, es un imperio! Es un imperio global. Y si piensas en lo que hicieron en la India, lo que han hecho repetidamente en África y lo que han hecho en otras partes del mundo, sabes que el imperio británico es la fuerza más malvada en este planeta hoy, y lo ha sido por mucho tiempo. ¡Tiene que ser destruido! De una u otra manera.

"Pero ahora que saben que todo su sistema se está colapsando con el proceso de los rescates internos [al estilo Chipre]... y todos ellos saben lo que están haciendo. Tienen una política que la Reina ha estipulado en repetidas ocasiones, desde el período de las discusiones y negociaciones de Copenhague, lo inició de inmediato. ¡Esa es la política! No es la política de esta nación ni de ninguna otra nación; es la política del imperio británico. Por lo tanto tenemos que destruir al imperio británico.

"Y en Estados Unidos sabemos como hacerlo. Pero, ¿contamos con la gente que tenga el intelecto y las agallas para hacerlo? Nosotros en Estados Unidos podemos destruir al imperio británico. Nos deshacemos de este vago, Obama, este títere, este títere británico. Lo sacamos de ahí. Si conseguimos la suficiente gente con las agallas para sacarlo, ¡hay que enjuiciarlo! Hay que meterlo a la cárcel, donde debería estar, para encarcelarlo por un largo período de tiempo. Queremos que viva mucho tiempo porque queremos tener un ejemplo que dure mucho tiempo de lo que un vago como este representa para las generaciones que vienen".

Ya no podemos esperar. Obama ha merecido el juicio político desde hace mucho tiempo por sus varios crímenes y maniobras hacia una dictadura. Pero durante su discurso del Estado de la Unión en enero de este año, declaró abiertamente su intención de una dictadura, al despreciar el principio constitucional de la separación de poderes.

Ahora parece que un grupo importante de senadores, incluyendo demócratas importantes, han abierto la puerta para retar a Obama respecto a esta violación constitucional. El importante discurso de Dianne Feinstein desde el pleno del Senado el 11 de marzo, respecto al abuso del Poder Ejecutivo al bloquear las investigaciones de la Comisión de Inteligencia del Senado sobre el programa de tortura del sucio Dick Cheney, fue respaldado por sus colegas demócratas en el Senado, los senadores Chuk Schumer y Harry Reid.

Los republicanos del lado de la Cámara de Representantes tuvieron una respuesta más directa, donde el representante James Sensenbrenner lo calificó de "casi nixoniano" y el representante Darell Issa fue aún más lejos al calificarlo como "traición a la patria", afirmando: "No sé quien dio las órdenes, pero espiar a los otros Poderes es, de hecho, una violación constitucional al nivel de delitos y fallas graves y ciertamente debería causar la remoción de cualquiera que esté involucrado".

Es tiempo de que los miembros del Congreso dejen de parlotear sobre el juicio político y actúen de inmediato. Los republicanos de la liga Cheney-Bush han defendido a Obama y han indignado a los estadounidenses, mientras que los demócratas traicionan a su país en la búsqueda de políticas partidistas. Esto debe parar ahora. La puerta para el juicio político se ha abierto y Obama ha mostrado otra respuesta estilo Hitler al ordenar a Eric Holder que investigue e intimide a los senadores y personal de la Comisión de Inteligencia del Senado. Pero somos nosotros, los patriotas, quienes debemos de liderar la lucha en las calles y presionar al Congreso para que actúe. El tiempo se nos acaba y tenemos que sacar a Obama antes de que nos mate a todos en una guerra termonuclear: ¡Juicio político ya!