Lavrov informa a los rusos sobre la hipocresía y la complicidad de Occidente en torno a Ucrania

1 de abril de 2014

1 de abril de 2014 — En una extensa entrevista que fue transmitida por el Canal 1 de la TV rusa, Sergey Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, dio un informe detallado sobre las ironías de sus discusiones recientes con el nuevo gobierno ucraniano y sus homólogos occidentales. La red de televisión de Rusia Today se aseguro de que estuviera disponible para el público de Occidente, al publicar una traducción al inglés de la transcripción de la entrevista.

Cuando llega al punto de hablar del gobierno fascista ucraniano, que dio un golpe para tomar el poder, Lavrov dijo, que sus colegas de Occidente "nos siguen diciendo que 'lo que pasó, pasó; y ya no se puede deshacer. Deja lo pasado en el pasado, y seamos ahora constructivos y pensemos como pueden echar para atrás su decisión sobre Crimea'. Y no exagero; eso es literalmente lo que nos siguen diciendo", informó Lavrov.

"Mi respuesta es muy simple. Incluso si no comparamos la legitimidad de lo que paso en Maidan y lo que sucedió en Crimea (y estoy absolutamente seguro de que el primero fue un acto ilegal, mientras que el segundo fue la expresión de la voluntad del pueblo), aún así, incluso si nos olvidamos de eso, no tiene sentido en absoluto que un diplomático diga que tienes que aceptar lo que pasó en Maidan como una realidad, pero que lo que sucedió en Crimea no es una realidad. Esto es un truco sucio. Si ellos están dispuestos a aceptar la primera realidad, entonces definitivamente tienen que aceptar la otra".

Luego informó que los socios de Occidente "todos me piden que entienda la situación y que me ponga en sus zapatos, porque Occidente no puede hacer nada al respecto de esos acontecimientos". En privado le dicen, uno por uno, que "si te entendemos, pero somos un equipo, y todos tenemos que hablar con una sola voz".

¿Cuál voz? El no nombró al ventrílocuo británico que controla a sus interlocutores occidentales.

También se refirió al contenido de sus "calmadas" conversaciones, con Andrii Deshchytsia, el que actúa como ministro de Relaciones Exteriores ucraniano, que se llevaron a cabo al margen de la reciente Cumbre de Seguridad Nuclear en La Haya, y que no llegaron a nada. Lavrov señaló que cuando el pregunté cuáles son las reformas a la Constitución que los ucranianos piensan hacer, casi no hubo respuesta. Sin embargo, "en La Haya, yo tuve conversaciones bastante largas con el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, con la canciller alemana Angela Merkel, con líderes de otros Estados de la Unión Europea, y me pareció que ellos sabían mucho mas acerca de las reformas que planea el Parlamento y el Gobierno que designaron, que lo que sabe nuestro homólogo ucraniano".

Dijo que Occidente está de manera deliberada "haciéndose ciego" ante las violaciones de derechos humanos y el programa hitleriano del partido Svoboda y del Sector Derecha. Les hemos dicho que la plataforma del Partido Svoboda "todavía se basa en los principios que estableció en la declaración de principios que fue firmada por ucranianos en junio de 1941, que es básicamente un juramento de lealtad a Hitler y a su nuevo orden en Europa".

Y para aquellos que decían que Moscu era la mano que controlaba al Sector de Derecha, "tenemos información basada en hechos, que le presenté a mis homólogos, sobre cuales fueron las embajadas que mantuvieron contacto con el Sector de Derecha, y cuales fueron las embajadas que sus líderes visitaban constantemente; cuales eran los representantes que siempre estaban en la Maidan, los edificios que controlaba el Sector de Derecha, desde donde [el movimiento] estaba orquestando muchos de los actos de violencia, incluso disparos por parte de francotiradores".

La entrevista completa en inglés esta disponible AQUI [1]