Putin le extiende la mano a los tártaros de Crimea; Medvédev anuncia plan de ayuda

2 de abril de 2014

2 de abril de 2014 — El Presidente ruso Vladimir Putin le está extendiendo la mano a los tártaros de Crimea, una minoría musulmana que fue exiliada por Stalin a Asia Central en 1944, pero que a partir de los 1980 han estado regresando a Crimea en números reducidos.

Ayer, Putin tuvo una reunión de trabajo con Rustam Minnikhanov, líder de la República de Tartaristán de Rusia, cuyos tártaros (musulmanes) están emparentados con los tártaros de Crimea. Entre otros temas, Minnikhanov le dio un informe a Putin sobre sus tres recientes visitas a Crimea. Sugirió que se le incluya una enmienda a la "Ley de Rehabilitación de los Grupos Étnicos Reprimidos" de Rusia de 1991, que incluya a los tártaros de Crimea y que se "legalicen" sus "lugares de residencia, esos asentamientos". También necesitan apoyo para su infraestructura, y los líderes de los tártaros de Crimea también se quieren reunir con Putin. Putin dijo que iba a dar instrucciones para que se tomaran en cuenta estos asuntos y le pidió a los tartaristanos que contribuyan al abastecimiento de infraestructura social de escuelas y preescolares, con lo cual Minnikhanov estuvo de acuerdo, según informa el portal electrónico de la Presidencia.

Al mismo tiempo, ITAR-Tass informa sobre una rueda de prensa de Ravil Gainutdin, jefe del Consejo Ruso de Muftis, a su regreso de Crimea. Dijo que los nuevos líderes en Kiev estaban metidos en crear fuerzas de oposición en contra de la Autoridad Espiritual Mufti de Crimea. Gainutdin dijo que los muftíes en Crimea han podido mantener exitosamente bajo control la influencia de los Hizb ut-Tahir (controlados por Londres)

Dijo que bajo el gobierno de Rusia, los tártaros de Crimea van a poder restablecer su titularidad sobre instituciones religiosas y edificios. Repitió las advertencias de Minnikhanov de que no se ha rehabilitado a los tártaros de Crimea y dijo que "no se han creado condiciones para que los tártaros de Crimea dejen de ser marginados y empiecen a vivir vidas normales".

Medvédev anuncia plan de ayuda en Crimea

El Primer Ministro de Rusia, Dmitry Medvédev visitó ayer Crimea, en donde, según RIA Novosti, anunció un ambicioso plan de desarrollo para la región.

"Ningún ciudadano en Crimen o Sebastopol debe perder nada después de la reunificación con Rusia. Solo debe beneficiarlos" dijo Medvédev. "Esto es lo que espera la población, la creación de condiciones para una vida calmada y bien merecida, confianza en el futuro y el sentimiento de que son parte de un Estado fuerte" agregó el Primer Ministro. "Debemos satisfacer estas expectativas".

Medvédev anunció la formación del Ministerio de Asuntos Crimeos como parte del gobierno ruso, que va a encabezar Oleg Savelyev, un funcionario del Ministerio de Desarrollo Económico. El plan de desarrollo para Crimea va a incluir la renovación de los sistemas de salud y educación, designar a Crimea como zona económica especial con exenciones fiscales para atraer inversiones, abrir bancos rusos en la región para asegurar una conversión monetaria ordenada al rublo y aumentar gradualmente las pensiones hasta que alcancen el nivel nacional.

Para hacerle frente a la escasez de agua, se va a investigar la posibilidad de construir una planta desalinizadora, a la vez que prometió mejorar los caminos y demás infraestructura de la península.

El periódico Kommersant informó que el Ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, anunció planes para construir un gasoducto submarino que atraviese el Estrecho de Kerch, que va a abastecer de gas a Crimea. Los costos del proyecto llegan hasta los 6 mil millones de rublos (unos 300 millones de euros). Además, se van a construir tres centrales eléctricas en la península. Durante el período soviético, se abandonó un proyecto para una planta de energía nuclear, debido a obstrucciones financieras, burocráticas y ecológicas.