Continúa la acumulación de fuerzas de la OTAN en Europa Oriental

4 de abril de 2014

4 de abril de 2014 — Durante las próximas semanas la OTAN tomará decisiones adicionales sobre su despliegue militar hacia el este, en tanto que los mandos militares diseñan las "medidas" tendientes a "garantizarle" a Polonia y a los países del Báltico que serán defendidos contra Rusia.

El anuncio de estas acciones se hace en un ambiente de declaraciones que rayan en lo histérico provenientes de oficiales de occidente, como el comandante supremo de la OTAN en Europa (NATO SACEUR por sus siglas en inglés) el general Philip Breedlove, quien levantó el espectro de los rusos en varias entrevistas que realizó el 2 de abril, diciendo que Rusia podría tomar grandes partes de Ucrania en unos cuantos días con todas las tropas que tienen en la frontera (algo que Rusia ha reiterado que no tienen contemplado en absoluto).

Una de las medidas que se analizan es la exigencia de Polonia de que la OTAN ubique 10,000 efectivos de tropa, en dos brigadas de blindados en su territorio.

"Es muy importante que todos los miembros posean el mismo nivel de seguridad", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Radek Sikorski. "Polonia es miembro de la OTAN desde hacer 15 años y hasta ahora, la única institución militar permanente que tenemos es un centro de conferencias y una instalación de entrenamiento. Le daríamos nuestro beneplácito a una presencia mayor y prominente".

Estados Unidos ya ha decidido ampliar su contingente de la Infantería de Marina estacionado en la base aérea rumana de Mihail Kogalniceanu, cerca de la costa del Mar Negro, agregando 175 a los 265 efectivos que conforman la Fuerza Rotativa del Mar Negro ahora. Los 17ª5 infantes de marina adicionales serán una extensión de la fuerza de reacción rápida que se estableció en Morón, España, el año pasado, después del ataque del 11 de septiembre de 2012 al consulado estadounidense de Bengasi, Libia, según informe de la agencia AP difundido por la cadena CBS. Este informe señala que el plan de enviar un destructor estadounidense al Mar Negro, específicamente el USS Donald Cook, no tiene fijo con quién hará sus maniobras mientras que se encuentre allá, y se ha dejado abierta la posibilidad de que podría participar en maniobras con la Armada ucraniana.

Así mismo, se ha intensificado la actividad aérea sobre los países bálticos. El patrullaje aéreo de la OTAN, que ya se está llevando a cabo con aviones F-15 estadounidenses, se va a ampliar con los Mig-29 de Polonia, los Eurofighter Typhoons de Gran Bretaña, los jets Rafale de Francia y los F-16 de Dinamarca. Todos estos aviones vuelan o volarán desde la base aérea de Iauliai en Lituania, que es el sitio donde se realizó un ejercicio esta semana con la participación también de los aviones caza Gripen suecos, así como los F-15 de Estados Unidos.

Oficialmente, quizás no esté relacionado con ningún suceso particular en ningún lado del mundo, pero el Pentágono anunció este jueves 3 de abril de manera muy destacada, el exitoso término un ejercicio con un bombardero de largo alcance con la participación de dos B-52 y dos B-2 que volaron desde sus sedes en Louisiana y Missouri para descargar bombas de práctica en un campo militar de pruebas en Hawai y luego regresaron, un viaje redondo de unas 8,000 millas. "Estos ejercicios específicos son vitales para asegurar a los líderes de nuestra nación y a nuestros aliados que tenemos la mezcla correcta de aviones y de capacidades para golpear en el momento y en el lugar de nuestra elección", ijo el comandante de la Fuerza Aérea 8, general Scott ander Hamm.