El último informe sobre el 'cambio climático': ONU y Obama piden al mundo que dejen de comer para salvar al planeta

5 de abril de 2014

5 de abril de 2014 — La última entrega en la serie de informes malvados sobre el calentamiento global, hecho por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC por siglas en inglés) de la ONU, fue dado a conocer el 31 de marzo; fue precedido por la declaración de la Casa Blanca de Obama del 28 de marzo con el mismo axioma: la actividad del hombre está arruinando el clima de la Tierra. La humanidad tiene que reprimirse hasta la muerte. Sin importar cual sea la envoltura, el mensaje es un decreto de genocidio, como lo dio a conocer la reina Isabel y sus secuaces, porque el mundo está sobrepoblado. Deben eliminarse por lo menos seis mil millones de los poco más de siete mil millones de habitantes sobre el planeta.

Una manera segura de lograrlo, aparte de la guerra nuclear, es crear hambrunas, como lo ha hecho el imperio británico muchas veces. Este proceso ya está en marcha en las Américas, además de África y partes de Asia. La falta de agua en California, Texas y otros estados del oeste de EU, los recortes en la agricultura, combinados con la falta de acción para sacar de circulación a Wall Street, están resultando en pérdidas masivas en la producción de alimentos.

Esto es bueno, dicen los simpatizantes del IPCC, porque se tiene que acabar con la "polución agrícola". Un nuevo estudio sueco dice que el peor emisor de gases invernadero en la producción de alimentos, es la carne y leche de origen animal, cuyo metano está dañando al ambiente. El grupo de la Universidad de Chalmers dio a conocer un análisis estrafalario afirmando que, a menos que se pare, la producción de carne de res y cordero van a ser responsables de la mitad de todas las emisiones de gases invernadero en la agricultura para el 2070. El queso y otros productos lácteos van a ser responsables de cerca del 25% del total de la contaminación climática agrícola.

¿Qué hacer? no consumir carne y lácteos. El estudio del equipo afirma que juntos la carne de res y de cordero solo contribuye con el 3% al consumo calórico a nivel mundial, así que no es una gran pérdida si se deja de producirlos.

El informe sueco parece una parodia de Jonathan Swift, aunque mortífera.

"Hemos demostrado, que la reducción del consumo de carne y productos lácteos es fundamental para poder reducir a niveles seguros la contaminación climática agrícola" dice Fredrik Hedenus, parte del equipo de estudio. El estudio advierte en contra de la ilusión de que existe alguna otra manera de reducir la contaminación de la ganadería. "Estas emisiones [contaminantes] se pueden reducir con mejoras eficientes en la producción de carne y lácteos, así como también con la ayuda de nueva tecnología. Pero las posibles reducciones producto de estas medidas son bastante limitadas y probablemente no van a ser suficientes para mantenernos dentro del límite climático, si continua creciendo el consumo de carne y lácteos".

Como contrarrestar los pedos del ganado con 'biodigestores'

Bajo las políticas actuales de Wall Street y de Londres, ya la ganadería de EU se ha reducido a unas 87 millones de cabezas de ganado en total (las mismas que en 1951, cuando en el momento más alto era de 110 millones). En Texas el número de cabezas de ganado se ha reducido drásticamente. El consumo de carne de res per cápita en EU ha estado cayendo drásticamente.Esta es la política del imperio británico en acción

Sin embargo, incluso hasta los legisladores que están en contra del calentamiento global, y que se supone que están contra Obama, se niegan a iniciar un proceso de juicio político. La Casa Blanca ha emitido una orden ejecutiva loca tras otra, destruyendo el abasto de alimentos y medios generales de existencia.

La declaración sobre el Cambio Climático de la Casa Blanca del 28 de marzo da una lista actualizada de los planes desquiciados para "mitigar el cambio climático" mediante la reducción del metano y otras "contaminaciones por carbono" (como se presentó en el "Plan de acción climática del Presidente" de junio del 2013). La nueva declaración da una lista de acciones, por categoría: energía, transporte, agricultura. Por ejemplo, cómo reducir el metano en los pozos de fracturación hidráulica. Y cómo poner como objetivo reducir la flatulencia del ganado y los vapores de la boñiga.

"Esta estrategia sobre el metano es un componente de una serie de acciones" para lograr el objetivo de Obama de bajar las emisiones de gases invernadero en 17% de los niveles del 2005 para el año 2020, según Dan Utech, asesor especial de Obama sobre energía y cambio climático, quien fue uno de los que habló con los reporteros el 28 de marzo.

Para la agricultura, el Departamento de Agricultura y Energía y la Agencia de Protección del Medio Ambiente, van a dar a conocer en junio una nueva "Hoja de ruta para el biogas". El plan va a dar formas de volver más expedita la adopción de "digestores de biogás", máquinas que reducen los pedos de las vacas- con el objetivo de reducir las emisiones de gases invernadero en el sector lechero en un 25% para el año 2020.