LaRouche: La cuestión no es de una guerra en Europa; sino una Tercera Guerra Mundial termonuclear

19 de marzo de 2014

18 de marzo de 2014 — Al repasar la situación estratégica internacional luego de conocer el discurso que dio hoy el Presidente Vladimir Putin ante el parlamento de Rusia, Lyndon LaRouche puso de relieve que lo que está en juego no es una guerra en torno a Ucrania o dentro de Europa. Lo que se está desenvolviendo es el plan del imperio británico para una Tercera Guerra Mundial termonuclear. LaRouche subrayó que tenemos que movilizar al pueblo estadounidense y al Congreso para que reconozcan el verdadero peligro, no los disparates que salen en los medios de comunicación, y movilizarnos para llevar al Presidente Obama a un juicio político antes de que desate esa guerra termonuclear por instrucciones del imperio británico.

LaRouche explicó que el modo en que Obama ha manejado la situación de Ucrania está diseñado para buscar la guerra, guerra termonuclear, cuando de hecho no hay ninguna amenaza militar proveniente de Rusia. Están poniendo a Rusia en posición tal que tiene que actuar. Pero el Presidente ruso Vladimir Putin no ha actuado de manera imprudente; ha sido muy cuidadoso y cauteloso todo el tiempo. Cuando Putin dice que Rusia ve lo que sucede como una amenaza a su existencia y seguridad, lo dice en serio. Sus exigencias siempre han sido limitadas, de tal manera que no se le malinterprete.

Es claro que Putin se está adelantando a la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial termonuclear, y está tratando de evitarla. Es por eso que hay tanto interés últimamente en los medios de comunicación rusos a lo que yo tengo que decir, señaló LaRouche.

En cuanto a los informes de los medios de comunicación respecto a que el propósito del viaje en curso del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, a Polonia, para las reuniones programadas con los miembros de la OTAN, Polonia, Estonia, Latvia y Lituania, es para "prometerles asistencia de seguridad adicional", y en particular para reafirmar y ampliar el despliegue del sistema antimisilístico de Estados Unidos y de la OTAN en esa región, si ese es el caso, LaRouche enfatizó, entonces Biden está adelantando el plan de Obama hacia una guerra termonuclear, y entonces el también sería sospechoso para un juicio político.

El despliegue activo que está sucediendo del buque USS Donald Cook que lleva los misiles Aegis, desde su base en el puerto de Rota, España, es parte de un cambio de postura que está en marcha, el paso desde una postura en torno a Ucrania hacia una postura para la guerra general, explicó LaRouche. Tanto el Congreso como el pueblo estadounidenses tienen que entender lo que está sucediendo, y enjuiciar políticamente a este HDP. Se acabó el tiempo para estupideces; la estupidez en exceso produce radioactividad.