Lavrov habla claro ¿Por qué estaba el jefe de la CIA Brennan en Kiev?

15 de abril de 2014

15 de abril de 2014 —Mientras que la CIA y el gobierno de Obama se hacían los locos tratando de evadir cualquier explicación sobre el explosive informe de que el director de la CIA, John Brennan, había estado en Kiev el pasado fin de semana para asesorar al gobierno designado por Victoria Luland (conocido como Victoria's Secret Government) [1] para que adoptase acciones militares en contra de las fuerzas de oposición en el oriente del país, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, sacó a relucir el asunto ante la prensa y dijo a los periodistas:

"Nos gustaría entender que pueden significar los informes sobre el urgente viaje del director de la CIA, el señor Brennan, a Kiev. Hasta ahora no hemos recibido ninguna explicación razonable".

Esa formulación sugiere que Rusia el ha solicitado una explicación al gobierno de Estados Unidos, pero no ha recibido una respuesta satisfactoria.

Además de las reseñas de la prensa rusa sobre la provocadora misión de Brennan, el destituido Presidente de Ucrania, Victor Yanukóvich, declaró en una conferencia de prensa en Rostov-on-Don antier que efectivamente Brennan se había reunido con las autoridades golpistas de Ucrania y "en efecto aprobó el uso de armas y el baño de sangre que se provoque" y que con esto "Ucrania dio el primer paso hacia una guerra civil", según informó la televisora Rusia-24.

Por su parte, Lavrov declaró ayer: "La decisión de aplicar la fuerza militar es un hecho extremadamente peligroso. Se debe hacer responsable de todas las consecuencias a quienes fomenten tales acciones en Kiev".

Una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores publicada antier califica de manera muy enérgica como "una orden criminal" el anuncio hecho por el presidente golpista de Ucrania Turchinov de que se llevarían a cabo "operaciones antiterroristas a gran escala" si los manifestantes no abandonasen los edificios que tenían tomados. Esa misma declaración señala que:

"Es ahora occidente que tiene la capacidad de impedir una guerra civil en Ucrania... Los patrocinadores occidentales de la Maidan... tienen que refrenar a los revoltosos que tienen a su cargo y obligarlos que rompan sus nexos con los grupos neonazis y otros extremistas. Cesen de utilizar las fuerzas armadas contra el pueblo ucraniano".

La declaración de la cancillería rusa denunció a las autoridades golpistas de Kiev por amenazar con el uso de la violencia "contra cualquiera que no esté de acuerdo con las acciones radicales nazionalistas, chauvinistas y antisemitas" que están sucediendo en Kiev y llevadas a cabo "con el apoyo directo de Estados Unidos y de Europa".

Obligados a hacer algún comentario público, todo lo que pudo decir el vocero de la CIA, Dean Boyd, fue que la agencia no hace declaraciones sobre los viajes de Brennan, pero que "la afirmación de que el director Brennan alentó a las autoridades ucranianas a realizar operaciones tácticas dentro de Ucrania es completamente falsa".