LaRouche: botemos a Obama ya, antes de que inicie la Tercera Guerra Mundial

24 de abril de 2014

24 de abril de 2014 — El estadista estadounidense Lyndon LaRouche le hizo un llamado hoy al Congreso de EU para que inicie de inmediato los procedimientos de juicio político en contra del Presidente Barack Obama, antes de que inicie una confrontación de guerra mundial termonuclear contra Rusia y China. Inmediatamente después de la visita del vicepresidente Joseph Biden a Kiev esta semana, el gobierno impuesto en Ucrania reinició la represión militar en contra de los manifestantes prorrusos en el este del país, en violación al Acuerdo de Ginebra firmado la semana pasada, alegando que Washington les dio la luz verde para lanzar acciones militares. Estas acciones exacerbaron de inmediato la situación con Rusia, que provocó una refutación rápida y dura a Estados Unidos por parte de altos funcionarios rusos. El mismo día, Obama, en reuniones en Tokio con el Primer Ministro, Shinzo Abe, declaró que Estados Unidos podría invocar el tratado de defensa mutua EU-Japón en el caso de un conflicto entre China y Japón en torno a las islas en disputa en el Mar del Este de China. Antes de esta declaración de Obama, la posición de Estados Unidos había sido la de no meterse en la disputa sobre las islas y ofrecer la mediación estadounidense para evitar un conflicto.

LaRouche declaró: "Estas últimas provocaciones deben dejar en claro la necesidad de enjuiciar a Obama de inmediato. Mientras esté en el cargo, va a iniciar más incidentes provocadores. Está acercando al mundo a una guerra termonuclear y le importa un comino. Putin sabe exactamente quien es Obama. Más vale que alguien en Washington asuma esto y saque a Obama antes de meternos en otra guerra".

En referencia a la disputa entre Japón y China en torno a las islas y la nueva provocación de Obama, LaRouche agregó: "Nosotros como nación somos responsables por los desmanes que creamos. No necesitamos conflictos provocados por el aventurerismo y ciertamente no necesitamos conflictos creados por una disputa sobre islas inhabitadas que históricamente fueron zonas de derechos pesqueros compartidos. Necesitamos retornar al estatus anterior".