Una Escocia independiente podría significar otro desplome bancario tipo Islandia

25 de abril de 2014

25 de abril de 2014 — Una de las razones por las cuales el gobierno británico y la City de Londres no quieren la independencia de Escocia, es que el sistema bancario escocés totalmente inflado, podría llevar a una crisis bancaria peor que la de Islandia, según el Daily Telegraph.

La agencia calificadora de deuda Standard & Poor's elaboró un informe sobre el problema. Los que promueven la independencia han dicho que se mantendrían dentro de la zona de la moneda de la libra esterlina, en donde el Banco de Inglaterra seguiría fungiendo como su banco central y regulador. Esto se aplica en especial a la cobertura de los depósitos de hasta 100,000 euros, como lo requiere la Unión Europea (UE).

Según las cifras del Tesoro del Reino Unido, los activos del sistema bancario escocés son 1,254% veces más grandes que el PNB de Escocia, lo que se compara con el "ya alto 492% del PNB para el Reino Unido y el 880% para Islandia en el 2007 justo antes del desplome del sistema bancario".

Entre los grandes bancos que tienen operaciones en Escocia, están Lloyds y RBS (el grupo Royal Bank of Scotland), del cual el gobierno británico todavía tiene la propiedad mayoritaria. Cuando el RBS publicó los resultados de su desempeño en febrero, señaló: "Un voto a favor de la independencia de Escocia muy probablemente impactaría de manera significativa la calificación de crédito del grupo y podría causar también un impacto en el panorama fiscal, monetario, legal y regulador al que está sujeto el grupo. Si Escocia se independizara, esto podría afectar también el estatus de Escocia en la UE".