La economía de Ucrania se desintegra

28 de abril de 2014

28 de abril de 2014 — Aunque los británicos y el gobierno de Obama siguen adelante con su guerra económica en contra de Rusia, la economía ucraniana está haciendo implosión, y lo que la City de Londres pretende hacer pasar como una economía ucraniana viable se muestra como una quimera, que bajo el primer ministro "Yats" es una bomba de tiempo.

En un artículo titulado "La economía ucraniana al borde del desplome", el reportero de la revista Forbes, Mark Adomanis informa el 15 de abril que "La economía [de Ucrania] continua deteriorándose rápidamente". Adomanis informó que solo en el 2014, la moneda ucraniana, la hrivnia, ha perdido más de una tercera parte de su valor con relación al dólar. En un esfuerzo desesperado por apuntalar la moneda, el Banco Central de Ucrania elevó su principal tasa de interés de 6.5% a 9.5% y la tasa de interés a un día para refinanciar créditos garantizados por títulos del estado ucraniano de 7.5% a 14.5%. Este aumento en las tasas de interés va a cortar los préstamos para la industria y la agricultura, y va enviar a la economía todavía más al fondo. Adomanis dice que aunque el Fondo Monetario Internacional (FMI) se ha comprometido con $18 mil millones de dólares y la Unión Europea (UE) y Estados Unidos en conjunto, con $9 mil millones, en préstamos a Ucrania, podría no ser suficiente y se va a necesitar más dinero, o si no, "la economía ucraniana va a hacer implosión".

Voice of America del 21 de abril, en artículo de Jamie Dettmer titulado, "La economía ucraniana vapuleada por el tumulto político" informa que las condicionalidades del FMI exigidas en su préstamos propuesto por $18 mil millones, van a tener consecuencias severas. "En las próximas semanas" escribe Dettmer, "va a empezar a golpear la cancelación de generosos subsidios a la electricidad, el aumento en los impuestos y severos recortes en los gastos del gobierno. Podrían perder su empleo unos 24,000 trabajadores estatales y 80,000 oficiales de la policía, dicen los analistas". Forbes cita a un experto ucraniano quien afirma que "es muy probable que el salario por hora promedio se reduzca en al menos 15% este año".

Ucrania no solo depende del gas natural de Rusia para su economía, y Rusia continúa abasteciéndoles de este gas aunque no le estén pagando, sino que de manera más importante un 25% de su comercio es con Rusia, incluyendo un porcentaje aún mayor de las máquinas herramientas y producción industrial de Ucrania, que está integrada a la economía rusa. La UE y el FMI quieren cortar esto. La junta de gobierno nazi en Kiev puede estar lanzando amenazas imitando al gobierno de Obama; pero la economía de "Yats" se desintegra.