Reportero del Guardian Timm: después de las revelaciones de Snowden, Obama se mueve para cerrar los canales de reportaje honesto

29 de abril de 2014

29 de abril de 2014 — El reportero Trevor Timm, del diario londinense Guardian, escribió el 26 de abril un artículo que ataca la maniobra del estado policiaco que impone la nueva directiva del Director de Inteligencia Nacional de EU, James Clapper, la cual le prohíbe a los empleados de todas las 17 agencias de inteligencia de Estados Unidos, tener cualquier tipo de "contacto no autorizado" con algún miembro de la prensa. Los empleados de inteligencia pueden perder su acreditación o su carrera por discutir con los reporteros aunque sean cosas no clasificadas. Las únicas noticias que se permitan serán las "noticias autorizadas".

Timm se centra en el New York Times que es la imagen viva del portavoz mentiroso de la campaña bélica de los británicos y Obama. Timm destaca un análisis reciente, párrafo por párrafo, de JustSecurity.org sobre el artículo del New York Times sobre el ataque con drones de Barack Obama y John Brennan en Yemen el fin de semana del 19 y 20 de abril, en donde murieron docenas de personas. "Todo lo que tenemos", asegura Timm, "son fuentes aparentemente 'autorizadas aunque anónimas' que difunden la línea del partido del gobierno, sin absolutamente ninguna forma de respaldar ninguno de sus alegatos".

El 22 de abril, el reportero investigador Robert Perry, quien sacó a la luz la historia de los Irán-Contras, denunció la reseña del New York Times en donde se supone que muestra evidencia fotográfica concluyente sobre la presencia militar de Rusia en los levantamientos populares en Ucrania, cuando las fotografías eran, en realidad, no de las fuerzas especiales de Rusia, ni de ucranianos recibiendo entrenamiento por parte de Rusia, sino de ucranianos que simplemente viven en Slavyansk, Ucrania. Margaret Sullivan directora del New York Times, tuvo que admitir en un post en el diario de marras el 24 de abril que "este artículo, que dependía de una filtración del gobierno, fue desplegado demasiado prominentemente y muy ligeramente cuestionado".

El reportero del Guardian concluye informando que el "gobierno abierto" de Barack Obama, niega casi todas las solicitudes de FOIA (ley de libertad de información), usando una exención "b(5)" para no dar a conocer documentos, una exención que quienes solicitan con frecuencia información en base a FOIA, y se las niegan, la califican de "negada porque me da la gana". Timm afirma que un estudio reciente de Associated Press documenta que el gobierno de Obama ha invocado esa exención la asombrosa cantidad de 81,752 veces.