Funcionarios y medios californianos ahora evidencian el pánico apropiado ante la escasez de agua; piden energía nuclear

7 de agosto de 2014

7 de agosto de 2014 — Luego de meses de mantener la cabeza enterrada en la arena para no ver el empeoramiento de la escasez de agua en California, se ve ahora claramente un cambio en la cobertura de los medios, y en la percepción de los funcionarios, que expresan el pánico apropiado. Unos cuantos de los titulares son: "Relocalización o adaptación. Vamos a tener que emigrar de California". "¿Desatará la mega sequía el día del juicio final?" "Empeora la horrenda sequía en California". "La sequía en California se volvió simplemente aterradora".

Muchos de estos artículos se refieren al último mapa de Monitoreo de Sequía de la NOAA de Estados Unidos (dado a conocer el 31 de julio), en donde se muestra que, para el 29 de julio, el 58% del estado está ahora en la categoría de sequía "excepcional", comparado con el 36% de la semana pasada. El mapa de la NOAA incluye el siguiente informe:

California sufre también más de un año de déficit acumulado en las reservas de agua; y la humedad en el suelo y subsuelo del estado casi se ha agotado. Los embalses tienen ahora menos de un año de suministro; por lo que para el próximo verano los embalses van a estar vacíos. Esto va más allá del informe anterior de que California tenía entre 12 y 18 meses de agua en los embalses. En años normales el estado usa unos 8 millones de pies/acre de los embalses. En los últimos dos años, eso ha estado por encima de los 11 millones de pies/acre, y la sequía ha ocasionado que no se hayan podido reponer durante el invierno.

El mapa muestra las condiciones de sequía excepcional que se extiende por toda la parte norte del estado, además de la zona del Valle Central del río San Joaquín. Al norte de la Zona de la Bahía, toda esa zona hasta donde empiezan las montañas cerca de la frontera con Oregon, forma parte también del Valle Central. Ahí ha habido múltiples incendios forestales.

El 2 de agosto el gobernador Jerry Bown emitió una declaración de emergencia debido a los incendios. Esto posibilitó que se usara la Guardia Nacional para ayudar a otras fuerzas a combatir el desastre. Sigue en efecto la declaratoria de emergencia previa de Brown, emitida el 17 de enero, debido a la sequía.

El 31 de julio de 2014, los senadores por California introdujeron la Ley Agua en el Siglo 21, que va a expandir los reembolsos y subvenciones por conservación y eficiencia en el uso del agua; apoyará las inversiones locales en reciclamiento del agua y mejoras en el manejo y almacenaje de aguas profundas; invertirá en la investigación de tecnologías de ahorro de agua y la desalinización y establecerá un sistema público de información sobre el agua.

En otras palabras no va a hacer nada para buscarle una solución real. Los funcionarios del gobierno siguen atorados en el paradigma de la "conservación", a la vez que se muestran aturdidos ante la perspectiva cada vez mayor de que quizá no haya ni una sola gota que conservar.

Sin embargo, la semana pasada se produjo un llamado a la desalinización mediante la energía nuclear y por un regreso a la energía nuclear, hecho por Edward Quinn, ex presidente de la Sociedad Nuclear Americana. Escribió un artículo que se subió el 31 de julio a losangelesregister.com (un periódico electrónico diario), titulado "No rechacen la energía nuclear". Quinn destaca que la localidad desértica de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), un gran productor de petróleo del Golfo Pérsico, está construyendo cuatro plantas de energía nuclear, que producirán agua fresca, además de electricidad. "Sería acertado que California, en medio de una sequía de proporciones históricas, siguiera el camino marcado por los EAU sobre energía nuclear y desalinización". En conclusión, plantea los detalles de lo que debería hacer el estado.