Evans-Pritchard lanza propaganda tipo Goebbels contra Rusia y el BRICS

8 de agosto de 2014

8 de agosto de 2014 — El vocero de la City de Londres, Ambrose Evans-Pritchard se ha investido como el Josef Goebbels del siglo 21 para la City, al escribir una pieza descarada de propaganda negra en contra de Rusia y el grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). También le señala un plazo de tiempo muy corto a las provocaciones para forzar a Rusia a una acción militar.

"El mundo enfrenta un momento de peligro máximo en Ucrania. Vladimir Putin tiene quizá 72 horas para decidir si lanza una invasión total del Donbass o acepta la derrota y deja que las fuerzas armadas ucranianas aplasten a las fuerzas que ellos manejan", escribió Evans-Pritchard el jueves 7 en el Daily Telegraph de Londres. Declara que Rusia se está preparando para invadir Ucrania: "Esto es más serio que la invasión rusa a Afganistán en 1980... El señor Putin es expansionista y mucho más impredecible. El está, en todo caso, atrapado en la fiebre chovinista que el avivó tan exitosamente... Las implicaciones terribles de esto por fin han empezado a hacerse sentir en los mercados".

Luego sale con la pretensión fantasiosa de que Occidente está ganando por todos lados y que Rusia está perdiendo en todos lados. Alega que Occidente tiene suficientes reservas de gas como para un año.

Pero el propósito real de esta pieza a la Goebbels queda clara cuando escribe: "El Kremlin está contando con el consentimiento del quinteto BRICS en su confrontación con Occidente y está contando con el capital de China para compensar por las pérdidas de dinero en Occidente. Esto es una quimera. Xi Jinping de China les arrancó una ganga brutal en mayo sobre el gasoducto Gazprom a construirse, garantizando un precio cercano a los $350 por 1,000 metros cúbicos que apenas está por encima de los costos de producción de Rusia.

"Dejando las devociones de lado, los dos países son rivales en Asia central, en donde China ha estado construyendo sistemáticamente gasoductos que rompen con el dominio de Rusia. China tiene grandes reclamos territoriales en el Lejano Oriente de Rusia, territorio del que se apoderaron durante la Dinastía Qing en el siglo XIX.

"Incluso si fuera exitosa la estrategia del señor Putin de una alianza euroasiática con China, esto reduciría a Rusia a un estado vasallo de China, un abastecedor de bienes con un modelo de desarrollo que los condena al atraso.

" 'Es una ilusión peligrosa. Estamos presenciando el funeral de Rusia', dijo Aleksandr Kokh, ex alto funcionario del Kremlin' ". A Evans-Pritchard se le olvida mencionar que Kokh el "ex funcionario del Kremlin" era un lacayo de Anatoly Chubais y el principal agente privatizador durante el gobierno del Presidente Boris Yeltsin e incluso él lo corrió del gobierno.

Fiel a su ilusión de que la economía se basa en el dinero, no en las capacidades de producción físicas, Evans-Pritchard también alega: "Tampoco se va a poder replegarse Rusia a la autarquía soviética. Está encerrada en las finanzas globales".

Al menos, eso es lo que el cree.