Empezó la cuenta regresiva hacia la guerra, señala una fuente militar de alto nivel en Europa

9 de agosto de 2014

9 de agosto de 2014 — La evaluación de una muy alta fuente sobre seguridad militar de Europa es que la OTAN y Estados Unidos ya están en la cuenta regresiva hacia una confrontación global con Rusia. En discusiones con el semanario EIR, la fuente coincidió plenamente con la evaluación de LaRouche y aún más subrayó que de hecho se trata de una mera "finta" sino que es la intención claramente. Dio las siguientes razones:

Primero, es patente que en los más altos niveles de la OTAN y de Estados Unidos no se está discutiendo ninguna "estrategia de salida", lo que implica que no se quiere ninguna salida. Señaló que la escandalosa campaña de prensa es parte de lo mismo. Su propósito es poner inmediatamente a cualquiera que diga lo contrario, o que sea moderado sobre el Presidente ruso Vladimir Putin y Rusia en el "baúl de los ignorados". Otra cuestión es, ¿por qué no se ha reunido el Consejo Ruso de la OTAN? "¿Es éste consejo solo para los buenos tiempos?", comentó. Es ahora que se debería reunir, agregó.

Segundo, las instituciones profesionales militares, de seguridad y de política exterior, incluyendo los "veteranos" han sido congelados para que no tengan ninguna injerencia en la formulación de políticas. En particular se le ha dicho explícitamente a los militares, "no es tu trabajo pensar estratégicamente", tú simplemente eres el encargado de llevar a cabo la política que te decimos que tienes que llevar a cabo. Esto ha dado como resultado en los hechos que no ha habido discusiones generales sobre ideas estratégicas en ninguno de los conflictos, como en Mali o Afganistán, y especialmente sobre Rusia. Esto se ha prolongado en los últimos cinco años y ahora con el conflicto en ciernes con Rusia, se vuelve extremadamente peligroso. Los comandantes militares en servicio activo han sido reducidos solo a ejecutores de la logística.

Tercero, ya no existen los tradicionales diálogos sobre política trasatlántica a nivel de sesiones de trabajo de las instituciones de seguridad, militar y política exterior. Esto incluye las reuniones usuales anuales y semianuales en donde se discutía sobre políticas, pero donde también había un intercambio personal con discusiones reales más allá de las formalidades entre oficiales de alta graduación de ambos lados del Atlántico.