Londres prepara una farsa sangrienta

8 de agosto de 2014

8 de agosto de 2014 — La cumbre de la OTAN del 4 de septiembre en Gales, Inglaterra, es el punto de inflexión clave en la campaña bélica, si bien la guerra pudiera estallar mucho antes del 4 de septiembre. El Primer Ministro David Cameron envió una carta a todos los gobiernos miembros de la OTAN en donde detalla sus demandas. Demandas similares aparecieron en el informe del 31 de julio de la Comisión Selecta de Defensa de la Cámara de los Comunes, en donde dicen que una OTAN "complaciente" no está preparada ante la amenaza de un ataque de Rusia a uno de sus miembros. Dice que los países del Báltico son "particularmente vulnerables", gracias a las "sustanciales minorías rusas y la influencia de los medios de comunicación rusos". Se debe poner en posición de manera anticipada, equipo militar en los países del Báltico, "una continua presencia de tropas de la OTAN para entrenamiento en la región, y ejercicios militares de gran escala en donde se incluyan representantes de todos los 28 Estados miembros de la OTAN".

Todo esto en países pequeños a las puertas de San Petersburgo, es decir, en otros puntos fronterizos sumamente sensible para Rusia.

En palabras no muy equívocas, el informe pronostica "revoluciones de colores" estilo Ucrania que va a lanzar Londres en los países del Báltico: "La inestabilidad en Rusia, la visión del mundo que tiene el Presidente Putin y la incapacidad de Occidente para responder activamente en Ucrania, significa que ahora tenemos que enfrentar urgentemente la posibilidad, por pequeña que sea, de que Rusia repita dichas tácticas en otros sitios. Son particularmente vulnerables los Estados miembros de la OTAN en el Báltico".

El 5 de agosto, el secretario general saliente de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, escribió otro artículo más con su grito de guerra, esta vez en el Financial Times de Londres. Dijo que la cumbre de la OTAN tiene que obedecer el llamado de la comisión de la Cámara de los Comunes, y agrega que "mientras tanto, siete aliados [de la OTAN], encabezados por el Reino Unido, están desarrollando una fuerza expedicionaria conjunta". ¿Qué es esto, una División SS para el Báltico?

Lyndon LaRouche respondió ante esto que el imperio británico está determinado a lanzar la guerra. "Esto tiene la intención de lanzar la guerra y ellos son los culpables. Están desplegados para montar la guerra y por lo tanto, si inician una guerra van a morir en la guerra".

Newsweek se pregunta si las sanciones a Rusia pudieran precipitar otro crac financiero, en tanto que el New York Times informa sobre una de las pequeñas sorpresas sucias de la reina: hasta 27,000 turistas rusos se quedaron varados en ultramar recientemente, después de que quebraron cuatro grandes agencias de viaje. Esto debido a "una prohibición impuesta informalmente en abril en donde se bloqueaba a cualquier persona que trabajara en la aplicación de la ley —unos cuatro millones de rusos— para vacacionar en el extranjero".

LaRouche respondió que "al presente las sanciones no significan nada, porque todo lo que significan es la intención de lanzar una guerra. Y por lo tanto, su intención es la guerra".

Pero, indicativamente, el diario ruso Izvestia informa sobre el trabajo de la agencia espacial rusa Roscosmos con el complejo industrial de defensa chino, para reemplazar los componentes electrónicos estadounidenses que se usan en los programas de defensa y espaciales de Rusia. [1] Una fuente rusa dijo que "el establecimiento de una cooperación a gran escala con las compañías manufactureras chinas se podría convertir en el primer paso hacia la formación de una alianza tecnológica que involucre a los Estados miembros del BRICS".

Al hablar sobre toda la campaña bélica de Londres, LaRouche dijo que "todo esto es una farsa; es una farsa total. ¿Qué es lo que va a suceder? Si los británicos tratan de iniciar una guerra, lanzar una guerra, en contra de Rusia, ¿qué es lo que va a suceder? ¡Las islas británicas serán demolidas! Esa es la respuesta que damos a esto. Esto no es más que un bluf. Lo que está sucediendo es un intento por revolver todo para que nada sea inteligible.

"Solo digan: la monarquía británica, el imperio británico, ha puesto de manifiesto su compromiso con una guerra en contra de Rusia. Pero si el imperio británico en realidad lanza una guerra en contra de Rusia, ¡Rusia los va a aplastar!

"Todo el juego, todo el bluf, es forzar a los Estados Unidos a que lancen la guerra en contra de Rusia. La única forma de evitar esto es sacar a Obama de su puesto. Hay que poner todo esto de nueva cuenta en manos de Bill Clinton. Bill todavía está jugando actualmente ese juego. Simplemente tenemos que estar más duchos sobre este caso

"Y si no se deshacen de Obama, van a tener que deshacerse de la reina. Todo esto es una insensatez... Yo sé lo que están haciendo los rusos. Rusia se está preparando para librar una guerra termonuclear. Están ahora en un estado de preguerra. No van a provocar la guerra, pero tampoco van a apechugar.

"Todo está preparado. ¿En qué está involucrada Rusia? Rusia está involucrada con China. Rusia está involucrada con la India. ¿De qué están hablando? Tiene que haber una forma en que podamos moverle el piso a alguien en esto. Obtener realmente evidencia dura: ¿Cuál es la magnitud, que se está informando, de lo que Rusia ha hecho bajo Putin, en preparación para una guerra termonuclear general?".