Cameron lleva su intención de hacer la guerra contra Rusia a los cuarteles de la OTAN en Bruselas

6 de agosto de 2014

6 de agosto de 2014 — El primer ministro británico, David Cameron, llevó su plan de guerra contra Rusia a los cuarteles generales de la OTAN en Bruselas, el pasado 4 de agosto. "Desde que Rusia desestabilizó a Ucrania y se anexó ilegalmente a Crimea, la OTAN ha enfocado su respuesta en tranquilizar a nuestros aliados de oriente y disuadir las agresiones rusas en donde sea. Cada uno de los aliados a contribuido a esta respuesta, sea con barcos, aviones, o soldados", dijo luego de la reunión con el Secretario General de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, y con el comandante de la OTAN, general Philip Breedlove. "En la cumbre de la OTAN debemos llegar a un acuerdo de cómo podemos mantener una presencia así de robusta en Europa oriental en los meses por venir". Cameron respaldó los planes del general Breedlove, británico, de reforzar la presencia de la OTAN en Europa oriental, y declaró que "también debemos aprovechar la cumbre para asegurar que la OTAN esté preparada para dar una respuesta rápida a cualquier amenaza en contra de un aliado, incluso si la advertencia es muy pronta" y planteó la creación de "una fuerza multinacional de respuesta rápida que pueda desplegarse velozmente para hacer ejercicios en el territorio de algún aliado cuando este se sienta amenazado", la cual además "proporcionaría seguridad a cualquier aliado vulnerable y le dejaría claro a cualquier agresor que un ataque a uno de ellos sería como atacarlos a todos".

"En tanto recordamos la devastación de la Primera Guerra Mundial, otra vez se pone a prueba nuestra paz y seguridad, ahora por la agresión de Rusia en contra de Ucrania, y el ataque criminal al Vuelo MH17, hizo que se viera que un conflicto en una zona de Europa puede tener graves consecuencias en todo el mundo", añadió Rasmussen. "La OTAN está determinada a defender a todos sus aliados de cualquier amenaza. Hemos tomado medidas inmediatas de fortalecer nuestra defensa colectiva aérea, marítima y terrestre".

Fuentes diplomáticas en Bruselas ya le habían insinuado a la agencia rusa Itar-Tass de cual sería el contenido de la reunión de Cameron y Rasmussen, a horas de la llegada de Cameron. Una fuente dijo que "uno de los principales temas de discusión será la preparación de una respuesta conceptual organizada de la Alianza para los nuevos desafíos de seguridad asociados con las acciones de Rusia contra Ucrania". Dos de los componentes de esto será aumentar los gastos en la defensa de todos los Estados miembros de la OTAN, y que haya un compromiso mayor a defender a los miembros de la OTAN de Europa oriental por medio de, entre otras cosas, el aumento en la capacidad de la fuerza de respuesta rápida de la OTAN, a 25,000 soldados. "Los presentes en la cumbre, ciertamente, van a considerar hacer una revisión de las relaciones futuras con Rusia, a largo plazo", dijo una fuente. "Así que, esto se refiere a que la Alianza está preparando una estrategia para contener militarmente a la Federación Rusa", concluyó Itar-Tass.

Todo esto fue confirmado ampliamente por Rasmussen, personalmente, en una entrevista publicada hace dos días en Francia. En esa misma entrevista, Rasmussen también declaró de manera inequívoca que los separatistas de Ucrania suroriental son los culpables de haber tumbado el Vuelo MH17 de la aerolínea Malaysian Airlines. "El Secretario General de la OTAN decidió no esperar a que terminara la investigación sobre la caída del vuelo MH17, sino presionar muy fuertemente", dijo en una declaración la delegación rusa ante la OTAN. "Si Rasmussen tiene evidencia convincente de la culpabilidad de las milicias en la caída del Boeing, debería presentarlas", añadió en Twitter, Alexei Pushkov, presidente de la Comisión Estatal de la Duma para Relaciones Internacionales. "Sin embargo, el solo conoce de retórica".