LaRouche: el Presidente Barack Obama es la mayor amenaza para la seguridad de Estados Unidos

12 de agosto de 2014

12 de agosto de 2014 — El jueves en la noche el Presidente Barack Obama anunció que autorizaba que se lanzaran ataques aéreos sobre Iraq supuestamente para evitar un genocidio y para defender los intereses de Estados Unidos en las ciudades iraquíes de Irbel, Bagdad y en cualquier otra. El Presidente no pidió autorización al Congreso para estas acciones, sino que solo informó a funcionarios del Congreso cuyos nombres se desconocen. El Presidente se comportó de esta manera a pesar de que se aprobó recientemente, con un margen de 370 a 40, la Resolución Concurrente R 105, [1] que especifica que el Presidente tendrá que pedir la autorización al Congreso para hacer operaciones de combate sostenido en Iraq.

Aunque Obama dijo que no habría soldados en el terreno, ya hay aproximadamente 1000 soldados en Iraq y es muy posible que lleguen muchos más. Cuando se le preguntó a los voceros de la Casa Blanca si el Presidente había considerado la evacuación de las tropas estadounidenses, éstos dijeron que no, Estados Unidos no tiene ningún plan para salir de Irbel o de Bagdad. Incluso los voceros dijeron que Obama está preocupado por la infraestructura iraquí básica, que evidentemente no entra en la definición de la defensa a funcionarios o edificios estadounidenses.

El comandante de la Oficina de Cooperación de Seguridad en Bagdad, LT. Mick Bednarek, dejó en claro que el inicio de estas acciones, que comenzaron con los primeros bombardeos estadounidenses el viernes, efectivamente representa operaciones de combate sostenido. Bednarek dijo del EIIS: "Eso es un ejército, y se requiere un ejército para derrotar a otro ejército".

Lyndon LaRouche respondió a esto diciendo: "Obama es un idiota. El no tiene la capacidad para llevar a cabo la política que está impulsando. Realmente se ha salido de sus cabales. Sabemos lo que está sucediendo con Rusia. Se están preparando para una guerra. Este patán de Obama, no".

Así mismo, el viernes 8 Russia Today informó que el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, realizó una reunión de emergencia con el Consejo de Seguridad Ruso. La agencia informativa rusa ITAR-TASS citó al vocero presidencial, Dmitry Peskov: "La situación en Ucrania del Este se discutió con todo detalle, concentrados en el hecho de que la catástrofe humanitaria se vuelve desastrosa en el lugar". Además se discutieron problemas relacionados con la seguridad económica rusa.

Sabemos muy bien a lo que se refieren los rusos, destacó LaRouche. Enfrentados con la intención del imperio británico y de su títere Obama de llevar a Rusia y a China hasta el punto de una guerra termonuclear, los rusos se están preparando para una guerra clásica, tanto militar como económicamente. En la medida en que Obama sea un instrumento de esa intención del imperio británico, él es la mayor amenaza para la seguridad de Estados Unidos y para el resto del mundo.

En una discusión que se llevó a cabo el jueves 7, LaRouche enfatizó que todo esto tiene solución. Esta crisis existencial de la humanidad tiene solución. Todo lo que se necesita es sacar a Obama de su cargo y promulgar las cuatro leyes propuestas por LaRouche para enfrentar la crisis, lo que llevaría a Estados Unidos a colaborar en el acontecimiento más importante en el mundo hoy día, el programa lunar chino para explotar el potencial de los depósitos de helio-3 que hay en la Luna.

Si no llevamos a cabo este plan, el planeta no va a sobrevivir, recalcó LaRouche. Utilizar el helio-3 como combustible para la energía de fusión controlada establecerá la norma para el combustible bajo control del hombre en el sistema solar. Cambiará el destino de la humanidad al romper las cadenas de la energía simple, incapaz de sostener la vida humana. Una vez que tengamos la fusión con el combustible de helio-3 nos liberaremos de las fuentes de energía que se basan en flujos de energía de menor densidad. Entonces acabaremos con la pobreza que genera la mano de obra barata que se sustenta en el uso de energía pobre. Esto pondrá en marcha un principio de acción superior, coherente con la naturaleza noética del hombre y de la primacía de la noosfera.

Mientras que Obama y el imperio británico están comprometidos con imponer el genocidio por medio de la guerra y del trabajo intensivo (esclavo) basado en formas de energía de baja densidad de flujo energético, los chinos están actuando en el interés de la humanidad. Eso es lo que hacen los seres humanos. Hacen descubrimientos creativos e implementan esos descubrimientos en beneficio de toda la humanidad y todas las naciones.

La creatividad es creatividad para el bien de los demás o no es creatividad. Solo la gente cuya creatividad es para el bienestar de los demás es creativa, señaló LaRouche.

La misión de Estados Unidos y el mundo, en asociación con China, consiste en desarrollar consciente y rápidamente el potencial que el Sol ha depositado en la Luna para que nosotros lo utilicemos en la forma del helio-3, y así lograr desarrollar más ampliamente a la especie humana y al universo.