¿Revivirá el Nuevo Canal de Suez el espíritu de Nasser contra el imperio británico?

29 de agosto de 2014

29 de agosto de 2014 – Esta es la pregunta que se hacen los defensores del proyecto en Egipto, quienes conocen la diferencia entre la tradicional nacionalista del Presidente egipcio Gamal Abderl Nasser (1956-1970), quien fue quien nacionalizó el Canal de Suez en 1956, y el imperio británico utilizó la deuda para esclavizar al país.

El economista en jefe del Centro Al Ahram para Estudios Políticos y Estratégicos, Ahmed Al-Sayed El-Nagar, escribió el jueves 28 un artículo en el diario progobierno Al Ahram, sobre la importancia de financiar el canal con certificados de deuda que solo los pueden comprar ciudadanos egipcios –-como lo está haciendo el gobierno egipcio— y no los prestamistas y accionistas extranjeros.

"El costo global del proyecto es de 67,000 millones de libras egipcias y el mecanismo para financiarlo decidirá si el proyecto revivirá el espíritu de 1956, cuando el finado líder Gamal Abdel Nasser nacionalizó el Canal de Suez y se lo arrancó de las garras del capitalismo global que lo había usurpado a través de la conspiración, el fraude y la agresión. O si el sentimiento general será similar a cuando el canal fue excavado por fondos extranjeros que aterrizaron en Egipto con la trampa de la deuda externa, que concluyó con la ocupación criminal colonial británica. Por lo tanto, es importante asegurar desde el principio que el financiamiento para construir el canal sea 100% egipcio, mientras que el capital árabe y extranjero financiaría después proyectos industriales y de servicios. El Viejo canal y el nuevo proyecto debe ser y seguir siendo egipcio por completo.

"El Presidente [Abdel Fattah el-Sisi] ha reiterado la identidad egipcia del canal y que se sostendrá con la participación del público como mecanismo principal para su financiamiento, y en los bancos nacionales y financiamiento del gobierno. Esto pone de relieve la gran diferencia entre el nuevo proyecto que le da una gran esperanza a Egipto, y el proyecto del Presidente que fue sacado [Morsi] que hubiera resultado catastróficamente en el truncamiento de la región del Canal de Suez del resto de Egipto para beneficio del capitalismo global y sacos de dinero de Qatar y la Organización Internacional del la Hermandad Musulmana".

El "proyecto del Presidente que fue sacado" se refiere a una ley que propuso el gobierno de la Hermandad Musulmana de Mohammed Morsi que fue derrocado, y que se suponía que regularía el desarrollo de la Región del Canal de Suez, pero se habría convertido en un "emirato privado" del Presidente Morsi. Con el pretexto de atraer la inversión privada, la ley habría puesto a la región bajo un régimen legal fuera de la Constitución egipcia y le hubiera dado a Morsi, como Presidente, poder para hacer casi todo en la zona; hubiera puesto en peligro la seguridad de Egipto.

El-Nagar escribió también que el diario Al Ahram promoverá la venta de los certificados de deuda, gratis, a los ciudadanos egipcios "para construir este proyecto nacional gigante que es la principal puerta de entrada al progreso económico de Egipto para congregar toda la capacidad de ahorro del gran pueblo de Egipto, tanto en el país como en el extranjero, para construir el futuro, el destino y el camino de su país con el dinero, el cerebro y los logros de su pueblo. Así es como las grandes naciones construyen su gloria".