Reunión del BRICS sobre el Nuevo Banco de Desarrollo en Washington

9 de octubre de 2014

9 de octubre de 2014 — Funcionarios de los países del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) se van a reunir esta semana al margen de la reunión anual del FMI y Banco Mundial en Washington, DC, para continuar trabajando sobre la instrumentación del Nuevo Banco de Desarrollo del BRICS, informó hoy el Financial Express de India.

El Financial Express calificó correctamente la reunión de "acontecimiento significativo" en especial porque no sucederá nada más en las demás reuniones.

Los miembros del BRICS, entre ellos India, van a "argumentar agresivamente" a favor de reformar rápidamente al Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial en la reunión anual, según le dijo un alto funcionario del Ministerio de Finanzas de India al periódico financiero indio.

El embajador de Rusia ante Kazajstán, Mikhail Bocharnikov, destacó de igual manera el interés del BRICS por echar a andar la largamente pospuesta revisión del capital por acciones del Banco Mundial, en sus observaciones ante un fascinante foro sobre el BRICS celebrado el 23 de septiembre en la Universidad Kazaja de Leyes Humanitarias, en Astana, Kazajstán. Astana Times informó días después que los embajadores y representantes de todos los países del BRICS discutieron y respondieron preguntas sobre el BRICS a un salón lleno de diplomáticos, estudiantes, prensa y otros asistentes al foro.

Bocharnikov describió ahí al BRICS como "una alianza de mentes afines" que tiene "la intención... de reformar en un sentido equitativo el sistema económico financiero mundial".

Es dudoso que puedan llegar muy lejos los intentos por reformar las instituciones del FMI en la reunión anual de un sistema que se está desintegrando. Altas fuentes financieras le dijeron a la EIR esta semana que el FMI está tan desacreditado que este año muchos de los banqueros centrales que van a asistir a la reunión del G-20 a celebrarse en Washington antes de la reunión del FMI, no se van a quedar a perder el tiempo con las reuniones del FMI y el Banco Mundial que no tienen nada que decir frente al estallido financiero que todo mundo sabe que tenemos encima.