La nave espacial en Marte se prepara para recibir la extraordinaria visita de un cometa

11 de octubre de 2014

11 de octubre de 2014 — Dentro de diez días va a irrumpir en el sistema solar un cometa que nunca antes se había aventurado a entrar al sistema solar, en una trayectoria que lo va a acercar dramáticamente a Marte. A una distancia de aproximadamente 87,000 millas del planeta rojo, va a estar a menos de la mitad de la distancia entre la tierra y la Luna. El cometa Siding Spring que nos visita proveniente de la Nube Oort, se cree que contiene miles de partículas de hielo, en un conglomerado de quizás 50,000-100,000 Unidades Astronómicas (UA) de la Tierra. Una UA es la distancia del Sol a la Tierra o 93 millones de millas. Debido a que este cometa nunca se había acercado antes ni había sido perturbado por el Sol, los científicos esperan que su composición refleje la de los cuerpos primarios en el sistema solar de hace miles de millones de años.

Parece que lo más probable es que Siding Spring haya sido "sacado" de la Nube Oort por la fuerza de arrastre de una estrella fugaz, y ha viajado más de un millón de años para llegar a Marte, informan científicos de la NASA. En un informe en las oficinas centrales de la NASA esta tarde, Jim Green, director de los programas de ciencia planetaria de la NASA, dijo que un acontecimiento como este sucede "una vez cada millón de años". Casualmente, una flota de orbitadores y sondas rovers en Marte van a tener asientos de primera fila para presenciar este inusual acontecimiento.

En el informe de hoy, los científicos discutieron las imágenes del cometa que ya ha tomado el Telescópico Espacial Hubble, los telescopios desde la Tierra y otros instrumentos. Con la gran gama de instrumentos disponibles, especialmente los situados en el espacio, se está examinando el cometa en varias longitudes de ondas. Pero en la ruta que está siguiendo, la mejor vista y las mejores medidas que se van a poder tomar van a ser desde Marte. Debido a que el encuentro va a ser tan cercano se están tomando precauciones para proteger a los orbitadores de los detritos. La NASA ya maniobró el Mars Odissey, Mars Reconnaisance Orbiter y MAVEN para reducir el riesgo de que los orbitadores sufran daños. Lo que más les preocupa son los 90 minutos después de que se produzca el mayor acercamiento al planeta, cuando Marte va a estar en la posición más cercana al centro de la amplia cola de polvo del cometa, que se desprende de su núcleo.

Toda la comunidad planetaria está movilizada para aprovechar el paso del cometa. Al responder a una pregunta de la EIR, los científicos informaron que se han celebrado talleres con participación internacional para maximizar los resultados científicos. Prometieron que van a subir rápidamente en línea las imágenes y actualizaciones antes y después del encuentro con el cometa.

Además de lo que aprendamos sobre el cometa y la historia de los inicios del sistema solar, es de gran interés el impacto de este acontecimiento sobre la atmósfera de Marte. Por ejemplo, MAVEN, tiene como misión estudiar la atmósfera superior de Marte, para tratar de ayudar a reconstruir el proceso que llevó a la pérdida de la atmósfera en ese planeta. En este proceso también existe otra ventana de oportunidad para ver como interactúa la atmósfera con el material cometario.