Kobani al borde del abismo; Dempsey teme la "caída" de Kobani

10 de octubre de 2014

10 de octubre de 2014 — Ataques aéreos intensos, quizá más de una docena en los últimos dos días, en contra de posiciones del Estado Islámico (EIIS) en torno a Kobani, pudieron haber parado momentáneamente que la ciudad de 40,000 habitantes cayera en manos del EIIS. Según un cable de Reuters publicado el miércoles 8, las fuerzas del EIIS se retiraron a las afueras de la ciudad, si bien nadie espera que la campaña aérea sea decisiva.

"Me temo que Kobani vaya a caer", le dijo el Jefe del Estado Mayor Conjunto de EU, Martín Dempsey, a Martha Raddatz en entrevista con ABC el miércoles 8. Dempsey dijo que los militantes del EIIS han estado presionando en las afueras de la ciudad "y de hecho, dentro de la ciudad misma". Los reporteros en el Pentágono bombardearon repetidamente esta tarde al secretario de Prensa Contralmirante John Kirby, con preguntas sobre por qué el Pentágono no está haciendo más para salvar a Kobani.

"Los ataques aéreos por sí solos no lo van a hacer. No van a arreglar esto", dijo. "No van a salvar al pueblo de Kobani". Kirby reconoció las limitaciones de la campaña aérea, entre ellas el hecho de que las fuerzas armadas de EU no se están coordinando con los defensores curdos de la ciudad, ni con nadie más en tierra, una realidad que tiende a limitar la efectividad del poderío aéreo.

Lo que Kirby no reconoció fue el sucio papel que tiene Turquía en esta crisis, dado que la prioridad del gobierno del Presidente Tayyip Recep Erdogan y el Primer Ministro Ahmet Davutoglu es derrocar al gobierno de Assad. Kirby insistió en que Estados Unidos no le está haciendo ninguna demanda a Turquía, de la misma manera que no se lo está haciendo a ningún otro miembro de la coalición contra el EIIS, sino que más bien recibirá con gusto lo que cada país quiera ofrecer.

Sin embargo las noticias en los medios en las últimas 24 horas se han enfocado en lo que no se ha hecho para ayudar a los curdos en Kobani. "Es la coalición de los No dispuestos, porque cada país está haciendo lo mínimo necesario, en particular en Siria" le dijo Fadi Hakura de Chatham House a la agencia Reuters.

También le preguntaron a Kirby sobre las exigencias turcas de crear una zona de amortiguamiento y una zona restringida de vuelos a lo largo de la frontera siria (que de hecho, sería un acto de guerra en contra del gobierno de Assad) y repitió lo que Dempsey dijo hace semana y media, que esto no está en el plan de las fuerzas armadas de EU, a pesar de que los turcos lo siguen planteando. Sin embargo, el Secretario de Estado John Kerry contradijo a Kirby, diciendo en Washington que "la zona de amortiguamiento... es una idea que se maneja por ahí, vale la pena examinarla. Vale la pena considerarla muy, muy de cerca". El Secretario de Relaciones Exteriores británico, quien acompañaba a Kerry estuvo de acuerdo. "Estamos en la etapa exploratoria de esto" dijo Hammond, y agregó que "tenemos que explorar con nuestros otros aliados y socios qué es lo que significa una zona de amortiguamiento, cómo funcionaría dicho concepto. Pero ciertamente a mí no me gustaría descartarla".

Fuentes de inteligencia de Washington advirtieron que la zona restringida de vuelos es parte de un plan turco para mantener el enfoque tanto en el derrocamiento del gobierno de Assad como en la supresión de los curdos para impedir el surgimiento de una región autónoma curda en el noreste de Siria que serviría para construir apoyo para una región autónoma similar dentro de Turquía. Al permitirle al EIIS brutalizar a los curdos, el refugio y la zona de vuelos restringidos en el norte de Siria se convertirían en un nuevo centro de refugiados para los curdos desplazados, bajo control turco. Una fuente en Washington describe este ardid como la "palestinización de los curdos", en referencia a los campos de refugiados palestinos dentro de Líbano en donde los palestinos han vivido durante 40 años sin ningún derecho ciudadano u otros derechos básicos.