Periodico alemán Die Welt advierte: "El próximo gran crac es solo cuestión de tiempo", y va a ser más grande que el anterior

7 de octubre de 2014

7 de octubre de 2014 — Este es el mensaje del artículo titulado "El mundo se hunde en deudas", que publicó el prominente periódico alemán Die Welt el lunes 6. El artículo se hace eco muy claro de la advertencia que publicó la semana anterior el Centro de Investigaciones sobre Política Económica de Europa (CEPR, por sus siglas en inglés), en su informe titulado "¿Desapalancamiento?: Tenemos encima el estallido del sistema trasatlántico". Die Welt lo plantea de la siguiente manera:

"No hemos aprendido nada de la crisis financiera; la carga de la deuda sobre la economía global constantemente se vuelve cada vez más grande. No es más que cuestión de tiempo para que ocurra el próximo gran crac.

"Quien no comete errores nunca, no se atreve lo suficiente. Quien comete el mismo error una y otra vez, no tiene remedio. La crisis financiera del 2007-2008 quizá se pueda entender como una globalización demasiado optimista que se salió de control. El hecho de que siga insistiendo en lo mismo desde entonces, ese es el drama real.

"Un par de números: la deuda mundial pendiente de las naciones y la economía privada se remontan a la suma señorial de $107 billones, aproximadamente el doble del producto económico global. Desde entonces las pláticas han sido sobre reducir la deuda, regulaciones del mercado más estrictas y ahorros. Que nadie se llame a engaños. En los hechos ha ocurrido lo opuesto: la deuda ha crecido aún más, explotando incluso en algunos países, como lo ha computado el Banco de Pagos Internacionales (BPI). A fines del 2013, el total era la increíble cantidad de $150 billones, alrededor de 2.5 veces el PNB global".

Die Welt concluye señalando que: "Cuando el crecimiento sigue siendo débil y la tasa de inflación baja —el cuadro de la situación mundial actual— la deuda y los saldos de activos globales se separan cada vez más, hasta separarse totalmente. Este es el acelerador de la próxima crisis global. Y va a ser aún más grande que la última"