Las "sanciones petroleras" saudíes apuntan contra Rusia

16 de octubre de 2014

16 de octubre de 2014 — La causa de la devaluación especulativa del rublo de Rusia, de septiembre a la fecha, no son las sanciones de la OTAN, que han afectado especialmente a las economías de Europa, sino las "sanciones saudíes". El vicepresidente de la compañía estatal petrolera de Rusia, Rosneft, acusó el 11 de octubre a Arabia Saudita de manipular el precio del petróleo por razones políticas. Business Insider cita a Mikhail Leontyev, quien declaró a los medios de comunicación rusos: "Los precios se pueden manipular. Primero que todo, Arabia Saudita ha empezado a hacer grandes descuentos sobre el petróleo. Esto es una manipulación con fines políticos, y Arabia Saudita está siendo manipulada, lo cual podría terminar muy mal".

Desde mediados del 2014 el precio del petróleo ha caído desde el nivel de $112 a $115 por barril a $88 por barril. Según varios informes, Arabia Saudita está buscando llegar a los $80. Hasta ahora la única agencia de prensa que ha cubierto esto como un ataque es la agencia de prensa del gobierno turco, Anadolu, que dice en un artículo del 10 de octubre que es un ataque en contra de Rusia, primero, e Irán, en segundo lugar, y cita al "Centro de Expectativas Estratégicas y Políticas Petroleras de Arabia Saudita con sede en Riad" como los autores del análisis. Rusia, el mayor exportador de petroquímicos en el mundo, contaba con que los precios del petróleo se mantuvieran en $100 por barril o más, para hacer sus proyecciones presupuestarias y decisiones de inversión.

El Wall Street Journal del 11 de octubre, en informe relacionado, dijo que "después de reducir drásticamente los precios en Asia, ahora Arabia Saudita está presionando agresivamente en los mercados de petróleo europeos, dicen los corredores... Están usando tácticas muy agresivas también en Europa, agregó el corredor. Este mes, la empresa estatal saudita, Aramco, sorprendió al resto de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) al reducir drásticamente sus precios en noviembre... combinado con un impulso a la producción del reino en septiembre... Después de reducir los precios en noviembre [en Europa], la Aramco saudí también le está pidiendo a las refinadoras que se comprometan a realizar entregas fijas completas en sus pláticas para renovar los contratos para el próximo año" y amenazan a los compradores.

Estas maniobras saudíes están totalmente ligadas a su política (junto con Turquía, Catar) de fortalecer a los terroristas yijadistas entre ellos el llamado Estado Islámico (EI o EIIS), quienes han afirmado algunas veces que el objetivo final de sus ataques es la Rusia de Putin.