Obama y la Casa Blanca insisten en mentir sobre el ébola

17 de octubre de 2014

17 de octubre de 2014 — Obama habló ayer en una reunión con 21 ministros de Defensa en la Base Andrews de la Fuerza Aérea y les dio una disertación sobre el tema de que Estados Unidos ha actuado, pero que el resto del mundo "no ha hecho lo suficiente" en contra del Ébola. "Así que todo mundo va a tener que hacer más de lo que han hecho hasta ahora" exigió Obama. Susan Rice también le dijo al noticiero de la NBC que otros países "no han hecho lo suficiente".

Hay que resaltar que hace dos meses, los únicos países no africanos que tenían equipos trabajando sobre el Ébola en el occidente de África eran China y Cuba, no de los Estados Unidos. El Dr. Michael Osterholm, en su plática del martes 14 en el Johns Hopkins, puntualizó que el único país con instalaciones médicas funcionando hoy en el occidente de África, es Cuba. No Estados Unidos sino Cuba, que está haciendo un "trabajo extraordinario", dijo Osterholm, preguntándose: "¿Dónde estamos los demás de nosotros?".

Hoy, con el fin de dar la apariencia de que está a cargo de la crisis, Obama hasta llegó a cancelar de hecho su aparición en una campaña electoral, para convocar a una reunión sobre el Ébola a nivel de gabinete en la Casa Blanca. Después de la reunión, Obama dijo lo que ningún experto competente diría: "Debido a las medidas que estamos tomando, así como también a nuestro sistema de salud de primera categoría y la naturaleza misma del virus del Ébola, que es difícil que se transmita, las posibilidades de que haya un brote del Ébola en los Estados Unidos son extremadamente bajas".

"Esto es lo que nosotros sabemos sobre el Ébola, que no es como la influenza. No se transmite por el aire", mintió Obama. "La única forma en que una persona puede contraer Ébola es si entra en contacto directo con los fluidos corporales de alguien que haya mostrado síntomas. En otras palabras, si no tienen síntomas, no son contagiosos".

"La cuestión principal" dijo Obama, "es que estamos haciendo todo lo que podemos para asegurarnos que, primero que todo, la población estadounidense esté a salvo; tengo confianza en que vamos a poder lograr esto".

Mientras tanto la oficina de prensa de la Casa blanca también continuó produciendo cuentos de hadas de que todo está bajo control, de que "la población debe continuar sintiendo confianza en las respuestas organizadas por el gobierno". Una de las áreas en donde la población tiene que tener confianza, dijo el vocero Josh Earnest, es en que "nosotros sabemos exactamente cómo se transmite el Ébola", pasando a pretender que "no se trasmite a través del aire", a pesar de que los especialistas están diciendo que simplemente no sabemos esto y que de hecho existe una evidencia considerable sobre el potencial de que se transmita por el aire.