Egipto declara estado de emergencia en el norte del Sinaí

28 de octubre de 2014

28 de octubre de 2014 — Egipto declaró el estado de emergencia en el norte del Sinaí después de un ataque terrorista que mató hasta 30 soldados. El Consejo de la Defensa Nacional de Egipto declaró estado de emergencia por tres meses en las zonas colindantes con Israel y la Franja de Gaza, en tanto que se clausuró el cruce fronterizo Rafah en la Franja de Gaza.

El asalto coordinado en contra de un punto de control del ejército en la Península de Sinaí empezó con el ataque de un carro bomba, posiblemente con un terrorista suicida. Otros milicianos usaron después granadas arrojadas por cohetes, dañando un tanque que cargaba municiones y desatando otras explosiones, Las bombas en los caminos, que tenían el objetivo de atacar a los rescatistas, alcanzaron dos vehículos del ejército, hiriendo de gravedad a un oficial de alta graduación. El ataque ocurrió a 9 millas de la ciudad de al-Arish, en el norte del Sinaí.

Nadie se adjudicó el ataque de inmediato, pero algunos oficiales creen que quien llevó a cabo el asalto fue Ansar Beit al-Maqdis o Campeones de Jerusalén, que se ha adjudicado una serie de ataques en el pasado en contra de las fuerzas de seguridad. El Consejo de la Defensa Nacional, presidido por el Presidente de Egipto, Abdel Fattah el-Sisi, juró que el ejercito va a "vengar el derramamiento de la querida sangre". Le dio instrucciones a las autoridades para que tomen medidas que describieron como necesarias para proteger las vidas de los civiles.

Ansar Beit al-Maqdis es el grupo terrorista islámico más importante que ha estado atacando por toda la Península del Sinaí en el período reciente, especialmente desde que Mohammed Morsi de la Hermandad Musulmana fue removido como Presidente de Egipto. Durante el año en que Morsi fue Presidente, fueron amnistiados y liberados de prisión miembros de Ansar Beit al-Maqdi y se les permitió también regresar a Egipto para combatir en primera línea en Afganistán e Iraq, en donde han estado aliados a al-Qaeda. Fuentes egipcias bien informadas confirmaron los informes sobre los vínculos entre los combatientes de la Hermandad Musulmana con Ansar Beit al-Maqdis y también informan que el grupo ha recibido armas de los grupos yihadistas que operan en Libia.

Este ataque importante se produce en un momento en que el Proyecto del Nuevo Canal de Suez del gobierno en el Sinaí tiene el propósito de desarrollar toda la región como un centro logístico, industrial y minero.