Al borde de la Tercera Guerra mundial; Rusia "sabe qué hora es"

31 de octubre de 2014

31 de octubre de 2014 — El ministro de la Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, se reunió con su homólogo bielorruso, Yuri Zhadobin, el miércoles 29 de octubre en Minsk, donde anunció un programa ampliado de ejercicios militares conjuntos en el 2015, debido a las "nuevas amenazas" a la Unión de Estados (formada por Rusia y Bielorusia en el 2000).

"Hemos ampliado nuestro programa de ejercicios en el 2015. La ampliación se realiza a la luz de la situación cambiante en nuestras fronteras y en el mundo en su conjunto", dijo Shoigu, según informa RIA Novosti. Shoigu dijo que a las fuerzas armadas de Rusia y Bielorusia "les gustaría diseñar varias acciones y acontecimientos prácticos en el caso de que aparezcan nuevas amenazas en contra de la Unión de Estados".

Esto se relaciona con los acontecimientos en Polonia, comentó hoy Lyndon LaRouche, con su decisión de cambiar las tropas al este, en referencia al anuncio de hace solo un par de días del ministro de la Defensa de Polonia. La cuestión, dijo LaRouche, es que Obama está tratando de hacer que EU se trague la política británica de ir a fondo en el ataque al territorio ruso, para debilitarlo, invadirlo y aplastarlos.

No se informa si Shoigu hizo mención de la decisión polaca durante su estancia en Minsk, aunque sí se refirió a las acciones occidentales en Ucrania.

"Estados Unidos y la Unión Europea instigaron el derrocamiento del presidente legítimo ucraniano y apoyaron insensatamente todas las acciones de Kiev en relación a la represión violenta de quienes no estaban de acuerdo con el nuevo gobierno" dijo Shoigu, en declaraciones reportadas por la agencia de noticias bielorrusa. "Bajo esta perspectiva tenemos que prestarle atención especial al proceso en Ucrania. Las potencias occidentales tratan de crear presión en este país sobre la Unión de Estados e influir en el desarrollo sustentable de Rusia y Bielorusia. Esta es la razón por la cual es tan importante que tengamos fuerzas armadas eficaces en el combate y desarrollar unos mecanismos de seguridad internacional eficientes en las circunstancias actuales" dijo. Anteriormente ese mismo día, Shoigu había anunciado la venta de 4 sistemas de defensa antiaérea S-300 a Bielorusia.

Las actividades de Rusia en los dos últimos días muestran que los rusos realmente están tomando muy en serio las amenazas provenientes del imperio británico y de Obama. Ayer la OTAN dio a conocer una declaración en donde informaba que había estado rastreando cuatros grupos de aeronaves rusas, una sobre el Mar del Norte, dos sobre el Mar Báltico y otra sobre el Mar Negro el 28 y 29 de octubre. Los ejercicios aéreos que la OTAN rastreaba contaron con un total de 28 aeronaves, entre ellas bombarderos Tu-95 Bear, acompañados de aviones de recarga de combustible en vuelo, así como también aviones de combate táctico e interceptores. Las formaciones rusas fueron interceptadas por jets Typhoones y F-16 de varios países sobre los tres mares.

La declaración de la OTAN calificó estos vuelos rusos de "un nivel inusual de actividad aérea sobre el espacio aéreo de Europa". Un oficial de la OTAN subrayó a la agencia Reuters que las naves rusas nunca violaron el espacio aéreo de ninguno de los países miembros de la OTAN, dejando a la OTAN con la opción de quejarse de que los rusos con frecuencia llevan a cabo estos ejercicios sin llenar los planes de vuelo, sin usar el transponders y sin ponerse en contacto con los controles de tráfico aéreo civiles, poniendo supuestamente en peligro el tráfico aéreo civil. Según Reuters la OTAN ha llevado a cabo más de 100 intercepciones de este tipo de aeronaves rusas en lo que va de este año, unas tres veces más que en el 2013, antes de que estallara la crisis sobre Ucrania.

Igualmente importante fue el exitoso lanzamiento de prueba ayer de un misil balístico Bulava lanzado desde un submarino, el submarino Yuri Dolgoruky. Según los informes noticiosos rusos, se disparo el misil desde el Mar de Barents y dio en el blanco exitosamente en el campo de tiro de prueba Kura en el Lejano Oriente. Fue el primer lanzamiento de un Bulava desde el Yuri Dolgoruky desde que éste se incorporó a la Flota del Norte el año pasado y fue el primer lanzamiento desde una embarcación totalmente cargada con misiles a bordo. En otras palabras, esta fue una prueba operativa del sistema, no una prueba sobre el desarrollo del vuelo del misil mismo. El Bulava tiene un rango operativo de 10,000 kilómetros y puede transportar de 6 a 10 cabezas nucleares de 150 kilotones cada una.

NIKE AIR HUARACHE