Putin: Rusia no entrará en una confrontación

4 de noviembre de 2014

4 de noviembre de 2014 — En la víspera del Día Nacional de la Unidad en Rusia, el Presidente ruso Vladimir Putin dijo que el país no se va a dejar llevar hacia ninguna confrontación que le quiera obligar la comunidad internacional.

"Se sigue construyendo y mejorando el arsenal de los países más prominentes. En la cumbre de septiembre, los dirigentes de la OTAN declararon abiertamente que la alianza se propone seguir avanzando con el fortalecimiento militar. En vez de llegar a un acuerdo civilizado y colectivo ante los problemas internacionales, con frecuencia utilizan cada vez más la fuerza, la economía y las palancas de presión de la información", dijo el Presidente.

"Rusia no se va a dejar llevar hacia una confrontación que persistentemente se nos quiere forzar. Estamos abiertos a un diálogo igualitario y respetuoso en torno a cualquier tema en el orden regional o mundial".

En las condiciones tan incómodas de la situación internacional, Putin hizo un llamado para mejorar constantemente las Fuerzas Armadas del país. "El mundo del siglo 21 no se ha vuelto un mundo más estable o más seguro. Las viejas amenazas no han desaparecido, y en diversas regiones la situación se ha agravado. De manera que, en nuestras fronteras en el sureste de Ucrania, se mantiene un importante foco de tensión".

"Nuestra doctrina militar es defensiva. Su principal objetivo es asegurar la soberanía del país, la paz y tranquilidad de nuestros ciudadanos", dijo Putin, y agregó que "es necesario implementar de manera consistente todos los planes para el mejoramiento de las Fuerzas Armadas y otras agencias responsables de la seguridad nacional".

El viernes 31 se reunió el Consejo de Seguridad ruso bajo la presidencia de Putin para analizar la situación del este de Ucrania (en vista del resultado de las elecciones locales en las autoproclamadas Repúblicas Populares de Luhansk y Donetsk, que se llevaron a cabo el 2 de noviembre), el éxito del lanzamiento de la nueva versión del cohete Soyuz-2.1 y el lanzamiento de prueba de Bulava, un misil balístico intercontinental, desde el submarino nuclear Yuri Dolgoruky.