La misión Rosetta con el módulo de aterrizaje Filae, aterrizó en la superficie de un cometa

13 de noviembre de 2014

13 de noviembre de 2014 — Por primera vez, una nave espacial aterrizó sobre la superficie de un cometa, para observar de cerca y in situ este cuerpo primitivo del sistema solar. Poco después de las 11 AM tiempo del Este, el centro de control de la Agencia Espacial Europea en Darmstadt, Alemania, recibió confirmación de que el módulo de aterrizaje Filae había aterrizado exitosamente sobre la superficie del Cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Cuando Filae se separó de su nave madre, Rosetta tomó fotografías de Filae alejándose hacia el núcleo del cometa. Le tomó siete horas a Filae llegar hasta la superficie, a la cual llegó a una velocidad apacible "de caminata" de un metro por segundo. El módulo de aterrizaje del tamaño de un refrigerador va a usar sus instrumentos científicos para analizar la composición química del cometa y tomar fotografías. Filae va a taladrar en el núcleo del cometa, tomar muestras y calentarlas para estudiar su composición química. Otras mediciones van a revelar información sobre las propiedades mecánicas y eléctricas y la estructura de este cuerpo primitivo. Se piensa que los cometas de hielo fueron los donadores del agua que existe en la Tierra y del agua congelada que se ha encontrado en otros planetas. También sigue siendo una interrogante si existe o no también un vínculo entre estos cuerpos del sistema solar exterior y la vida.

Le tomó 10 años a la nave espacial Rosetta, en una ruta tortuosa, llegar hasta el cometa, que está a más de 300 millones de millas de la Tierra. Después de que se supo sobre el exitoso aterrizaje, el director general de la AEE Jean-Jacques Dordain le dijo a la multitud jubilosa en el centro de control de la misión: " Este es un primer gran paso para la civilización humana". Dijo que parece fácil, con la gente sentada ante sus consolas y esperando la información proveniente de la misión de $1,620 millones de dólares, pero que es "realmente la suma de la pericia y de la dedicación" de más de 10 años y el "trabajo duro" dijo.

La NASA había caracterizado lo que Rosetta estaba intentando como una misión "ridículamente difícil". El núcleo del cometa, que tiene un ancho de menos de tres millas, Rosetta mostró que tiene una superficie rocosa con bordes esparcidos y con pendientes de hasta 60 grados. Los primeros informes dicen que el Filae se hundió unas cuantas pulgadas en la superficie del cometa después de aterrizar, así que parece que hay una capa de material más suave sobre las rocas. Los científicos informaron que los arpones en el módulo de aterrizaje, diseñados a anclarlo al cometa, no se dispararon. Posiblemente van a tratar de dispararlos de nuevo para asegurar la sonda a la superficie.

Rosetta va a estar enviando información de regreso a la Tierra, vía la Red del Espacio Profundo de la NASA. Se espera que el módulo de aterrizaje opere unos 2.5 días y el orbitador Rosetta, que alberga 11 instrumentos científicos (la NASA contribuyó con 3) van a volar con el cometa durante el próximo año.