Obama se hunde

5 de noviembre de 2014

5 de noviembre de 2014 — Las elecciones de medio período en Estados Unidos este martes 4 de noviembre fueron un repudio en masa a todo lo que representa Barack Obama, lo cual se tiene que traducir ahora instantáneamente en su destitución efectiva del poder, mediante un juicio político u otro medio constitucional.

Esto significa la desintegración de Obama, comentó hoy Lyndon LaRouche. Esta es precisamente la tendencia que yo vi venir y de lo cual advertí durante toda la semana pasada, dijo; ahora está sucediendo. Obama no solo ha quedado completamente desnudo, sino que viste un barril que también se está desintegrando, comentó LaRouche, en referencia al encabezado y dibujo de primera plana de hoy en el diario neoyorquino New York Post ("STRIPPED! Emperor has no clothes", dice el encabezado: "¡DESNUDO! El emperador no tiene ropa"). Todo el Partido Demócrata, hasta la gente seria, ahora no visten nada más que un barril. Ya no se puede mercadear más a Obama; es un pedazo de porquería que solo necesita que lo descarguen por el inodoro.

Tampoco los republicanos tienen nada bueno en absoluto, agregó LaRouche.

Así que lo que vemos esta semana, explicó LaRouche, es la desintegración de Obama, y la desintegración en marcha del sistema financiero transatlántico. Todo en el planeta está reventando ahora, y hay un derrumbe general en marcha de la economía global. Las cosas se están poniendo muy rudas: No es que le han dado un sacudón a la barca global, dijo LaRouche; se está hundiendo.

Esto viene muy rápido. Obama se ha hundido, y esto va a generar una nueva configuración de fuerzas muy rápidamente, señaló LaRouche. Así que, prepárense para el paseo.