En conferencia de prensa conjunta con Obama, Xi invita a EU a que se una a la Nueva Ruta de la Seda

13 de noviembre de 2014

12 de noviembre de 2014.-Los Presidentes de Estados Unidos y China sostuvieron una conferencia de prensa conjunta al término de sus reuniones el miércoles 12 hoy. Aunque los dirigentes chinos suelen no aceptarlo, el Presidente Xi que es inusual en muchos aspectos, la aceptó. En la conferencia de prensa, reiteró algunas de las cosas que le había presentado a Obama durante sus reuniones:

"Le dije al Presidente Obama que China ha propuesto el concepto de seguridad asiática en la cumbre de la CICA [Conferencia sobre Interacción y Generación de Confianza] aquí en mayo con el fin de exhortar a los países asiáticos a que vean la seguridad común con un espíritu inclusivo y cooperativo. Al mismo tiempo, también le dije que el Océano Pacífico es lo suficientemente grande como para que podamos prosperar tanto China como Estados Unidos y para que nuestros dos países trabajen juntos para contribuir a la seguridad en Asia. Estos son esfuerzos mutuamente complementarios en vez de mutuamente excluyentes, China y Estados Unidos deben continuar promoviendo el diálogo y la coordinación en los asuntos del Asia Pacífico, y respetar y acomodar los intereses y las preocupaciones de cada uno en esta región, y desarrollar una coordinación incluyente".

El Presidente Xi también extendió una invitación a Estados Unidos para que participe en las iniciativas de la Nueva Ruta de la Seda: "También le presenté al Presidente Obama las iniciativas de China para crear el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII) y el Fondo Ruta de la Seda. El principal cuello de botella es el subdesarrollo en la infraestructura que obstruye el desarrollo económico de Asia. China tomó la iniciativa del BAII con el fin de ofrecer apoyo y facilidades para el desarrollo de la infraestructura regional. Estas propuestas e iniciativas están abiertas y son incluyentes en Asia; no son excluyentes. Le damos la bienvenida a la participación activa de Estados Unidos y otros países relevantes de forma tal que podamos promover y compartir la prosperidad y la paz en el Asia Pacífico".

"China está dispuesta a trabajar con Estados Unidos para hacer esfuerzos en una variedad de áreas prioritarias y para que se pongan en efecto principios tales como la no confrontación, no conflicto, respeto mutuo y una cooperación donde todos ganen" dijo Xi. "Y con un espíritu inquebrantable y esfuerzos infatigables, podremos promover un nuevo progreso en la construcción de un modelo de un nuevo tipo de relación entre países grandes entre nuestros dos países, que le acarree beneficios a nuestros dos pueblos y dos países".

Los dos también aceptaron preguntas. Cuando el reportero del New York Times, a quien el Presidente Obama le había cedido la palabra, empezó también haciendo preguntas obviamente provocadoras al presidente Xi sobre si él pensaba que Estados Unidos estaban llevando a cabo una política de contención y la negativa a concederle visas a algunos periodistas, el Presidente Xi simplemente dejó que Obama contestara la pregunta dirigida a él, y no le hizo caso al reportero y pasó adelante a cederle la palabra al China Dialy.

La prensa y la delegación de EU han hecho un gran alboroto sobre el acuerdo firmado sobre cambio climático. En el Acuerdo sobre Cambio Climático, China se compromete a reducir los "combustibles no fósiles" a cerca del 20% para el 2030. EU promete reducir las emisiones de gas carbono para el 2028 a niveles inferiores a los del 2015. Estados Unidos promovía este acuerdo sobre cambio climático como la única área real de cooperación que ha habido con China, para lo cual ellos querían algún "acuerdo concreto"; China, por sus propias razones, le siguió la corriente en esto, pero debe destacarse que los "combustibles no fósiles" desde la perspectiva china también incluyen la energía nuclear, lo que por supuesto, el lado estadounidense nunca mencionó.

China quiere además reducir la contaminación causada por los combustibles fósiles en China, pero los acuerdos alcanzados con EU no son obligatorios. Y a juzgar por la reacción del Congreso federal dominado por los republicanos, los recortes anunciados pudieran estar mucho más allá de lo que puede hacer el Presidente ya políticamente inútil.

Las dos partes acordaron también trabajar para lograr un acuerdo sobre el comercio de tecnología informática así como también un Tratado de Inversiones Bilateral, y están integrando un mecanismo todavía no claro sobre "soluciones a conflictos" en puntos álgidos potenciales en los Mares del Sur de China y del Este de China, según un informe de la Casa Blanca.