Egipto bajo ataque por mar y tierra

18 de noviembre de 2014

18 de noviembre de 2014 — El 12 de noviembre se produjo un enfrentamiento entre naves de la Armada de Egipto y terroristas, en donde resultaron desaparecidos 8 miembros de la Armada egipcia, y fueron capturados 32 terroristas. El incidente se produjo a 45 millas (72 kilómetros) del puerto de Damietta en la costa mediterránea de la Península del Sinaí, según la agencia de prensa estatal. No se han dado a conocer muchos detalles y no está claro si los terroristas eran miembros de Ansar Beit al-Maqdis (ABM), la principal operación terrorista en el Sinaí, dado que ellos no tienen capacidades marítimas. El ataque ocurrió mientras el navío de la Armada realizaba ejercicios de combate en la zona. Este es el primer ataque en contra de las fuerzas navales.

Aparentemente los terroristas tenían cuatro botes, tres de los cuales fueron hundidos y el cuarto lo trajeron de regreso a la estación naval. Al comentar sobre las posibles causas detrás del ataque náutico, el experto militar Ashraf Sweilam dijo que pudo haber sido un intento por abastecer de armamento a Ansar Beit al-Maqdis. "Estamos en guerra total, y en la guerra uno puede esperar lo que sea" dijo Sweilam. "Y esta es la primera vez que Egipto enfrenta amenazas en todas sus fronteras, no solamente en el este, en Gaza".

El ataque se produjo el mismo día en que Ansar Beit al-Maqdis anunció que se unirían en alianza con el Estado Islámico de Iraq y Levante (tambien conocido como Estado Islámico, o Estado Islámico de Iraq y Siria, EI, EIIL, EIIS).

Al Ahram informa que ha habido ataques esporádicos pequeños casi a diario por todo El Cairo y otras ciudades, que tienen como blanco especialmente a los puestos de seguridad, aunque ocasionalmente hieren a civiles cerca de los campus universitarios o estaciones del metro. Las autoridades han culpado a la Hermandad Musulmana por algunos de estos ataques.

"Las explosiones esporádicas por diversas partes de la nación tienen el objetivo de distraer al ejército egipcio y dar la impresión de que es incapaz de enfrentar los ataques repetidos" dijo Sweilam. "No es un gran problema pagarle varios cientos de liras a alguien para que cargue explosivos o arroje una bomba".

Algunos de estos ataques ligeros se los ha adjudicado otro grupo militante que se autodenomina Ajnad Misr, creado en venganza por la dispersión violenta de dos campamentos a favor de Morsi en El Cairo en agosto de 2013 que dejó un centenar de muertos.