El Presidente de México viajara a China, pese a las presiones de la Casa Blanca y de las sucias operaciones británicas

2 de noviembre de 2014

1 de noviembre de 2014 — El gobierno mexicano anunció que la gira programada del Presidente Enrique Peña Nieto a China y Australia, sigue en pie, y solo se ha reprogramado para el 8 al 15 de noviembre, luego de que circularon versiones en la prensa el martes 28 así como de voceros de la oposición, de que la gira se habría "suspendido" debido a la crisis política en torno a los 43 estudiantes desaparecidos. La realidad es que el gobierno solo retiro la solicitud al Senado para que autorizara el viaje, pero dos días después, el gobierno informó que la gira a Asia sigue firme, pero que se reduciría a una semana, lo cual no requiere autorización del Senado. El Presidente Peña Nieto asistirá al foro de la Asociación de Cooperación Económica Asia-Pacífico que se inicia en Beijín el 9 de noviembre, y luego realizará una visita de Estado los días 12 y 13 en Shangai. Asimismo, asistirá a la reunión del G-20 en Brisbane, Australia, para regresar a México el 15 de noviembre.

Fuentes de inteligencia muy confiable dijeron a EIR que Enrique Peña Nieto estaba recibiendo presiones directas de la Casa Blanca de Obama para que suspendiera la gira.

Se espera que en su visita de Estado a China se firmen acuerdos de gran importancia para la construcción de vías ferroviarias de alta velocidad en México, como la línea férrea que cruzara el Istmo de Tehuantepec, conectando el puerto de Coatzacoalcos en el Golfo de México con el puerto de Salina Cruz en el Pacífico. Dichos acuerdos marcarían de hecho la incorporación de México a la gran alianza para el desarrollo entre los BRICS y las naciones de Iberoamérica, la cual surgió en la cumbre de los BRICS en Brasil en julio de este año.

Las circunstancias internas de México que han perturbado el viaje del mandatario, anunciado con anterioridad, se relacionan con la intensa crisis de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en el estado de Guerrero, quienes fueron secuestrados (y quizá asesinados) a principio de este mes. El estado de Guerrero está controlado de manera notable por brutales pandillas de narcotraficantes. De acuerdo con declaraciones de algunos testigos presenciales, el autobús en que se transportaban los estudiantes fue tomado a la fuerza por hombres armados que llevaban uniformes de la policía estatal.

Este incidente tiene todas las características de una operación británica perpetrada por una "tercera fuerza", al estilo de lo ocurrido en el infame asesinato de estudiantes en Tlatelolco en 1968. Actualmente, hay manifestaciones por todo el país, realizadas principalmente por izquierdistas, culpando al gobierno por no resolver este crimen. Tres municipios del estado de Guerrero han sido tomados por los manifestantes, y fue incendiado el palacio de gobierno en la capital, Chilpancingo.

Peña Nieto se reunió con los padres de los 43 estudiantes, y la reunión, que había sido programada para una hora, se extendió por 4 horas y media, en donde los padres exigieron que se investigara el caso como "crimen de Estado", es decir, haciendo responsable al gobierno.

Cabe mencionar que el príncipe Carlos de Inglaterra visitará México el 2 de noviembre, después de su visita de cinco días a Colombia, desde el 28 de octubre, en donde respaldó las "negociaciones de paz" que lleva a cabo el Presidente Santos con las FARC (es decir, para legalizar las drogas) y le dio impulso al ambientalismo maltusiano.