Victoria Nuland y Robert Kagan, la pareja de neoconservadores favoritos de Obama para la guerra contra Rusia

6 de diciembre de 2014

6 de diciembre de 2014 — El Presidente Barack Obama heredó su neoconservadora política exterior y de seguridad nacional de la misma gente que jugó un papel decisivo en la era de Bush y Cheney para ejecutar la política de guerra permanente y de cambio de régimen. Esa continuidad se expresa más claramente en la pareja de esposos, Victoria Nuland y Robert Kagan.

Nuland ha sido la cara del Presidente Obama en sus provocaciones de guerra contra Rusia. Ella se jactó de manera infame en diciembre de 2013, de que desde el final de la Guerra Fría Estados Unidos ha gastado $5,000 millones de dólares en la política de cambio de régimen contra Rusia en Ucrania. Meses después la agarraron hablando por teléfono con el embajador de EU en Kiev, Jeffrey Pyat, dictándole cual habría de ser el nuevo gobierno a la caída de Yanukóvich, que se debería centrar en "nuestro hombre Yats", en la misma conversación en la que dijo sobre los europeos, "que se jodan" (sic).

Como Secretaria Asistente del Departamento de Estado para Asuntos Europeos y Euroasiáticos, Nuland ha estado viajando a Kiev y a otras capitales europeas para fomentar los planes en contra de Rusia, que ahora tiene al mundo al borde de una guerra general.

En octubre pasado, Nuland estuvo en Kiev poco antes de las elecciones parlamentarias en Ucrania. De ahí viajó a Berlín, donde dio un discurso para helar la sangre en la conferencia del 40 aniversario del Instituto Aspen de Berlín, donde atacó a Rusia y al Presidente Putin, y dijo que las acciones de Putin en Crimea y en Ucrania oriental son lo mismo que la carnicería del Estado Islámico en Mosul, y lo mismo que la propagación del Ébola en África. "No debe haber ninguna mitigación de las sanciones hasta que todas las fuerzas y equipo extranjero salga de Ucrania, hasta que se restaure la soberanía ucraniana sobre sus fronteras internacionales, y hasta que todos los rehenes sean liberados", dijo la Nuland. "Mientras que trabajamos para asegurar las opciones democráticas y europeas en Ucrania, tenemos que trabajar juntos, Estados Unidos y Alemania a través de la comunidad transatlántica para garantizar nuestro espacio de la OTAN y asegurar que todo aliado de la OTAN sepa que nuestras garantías del Artículo 5 significan lo que dice y que defenderemos cada pulgada de nuestro espacio... La OTAN desea también una Alemania lo más fuerte posible, que encabece nuestra misión de garantía en el frente con soldados, con aviones, con buques en las primeras líneas del este", añadió la Nuland.

A fines de noviembre, Nuland regresó a Kiev, junto con el vicepresidente Joe Biden, para presionar al Presidente Poroshenko de Ucrania para que formara rápidamente una coalición de gobierno derechista. Llegó a Kiev desde Letonia, donde lanzó otra amenaza provocadora a Rusia, que los medios informativos reprodujeron, en donde dijo que los soldados estadounidenses están listos "a dar nuestras vidas por la seguridad de estos países... Nadie tiene el derecho de disparar en el territorio de la OTAN". Luego se lanzó contra Putin por violar supuestamente los acuerdos de Minsk, los mismos que el gobierno de Kiev acababa de poner en duda.

Aunque ella es una funcionaria de carrera en el servicio exterior, en realidad se formó en el entorno íntimo de los neoconservadores de Cheney y Bush. Luego de las elecciones del 2001, fue transferida al despacho del vicepresidente, donde fungió como su Principal Asesora Alterna en Política Exterior. En 2005 fue nombrada embajadora de Bush ante la OTAN, cargo que mantuvo desde el 20 de junio de 2005 hasta el 2 de mayo de 2008. Llegó a Bruselas en el momento en que estaba en marcha la primera "revolución naranja" en Kiev.

El esposo de Nuland, Robert Kagan, compite con ella por el primer puesto del neoconservador favorito del Presidente Obama. Kagan fue uno de los fundadores del Proyecto para un Nuevo Siglo Americano (PNAC, por sus siglas en inglés). También fue fundador en 1999 del Comité Americano por la Paz en Chechenia, un grupo que salió de la Freedom House y que fue auspiciado por Zbigniew Brzezinski, Alexander Haig y Steven Solarz, para servirles de promotores a los rebeldes chechenios durante la segunda guerra chechenia. Cuando los rusos derrotaron a la insurgencia respaldada por los británicos, el grupo cambió de nombre a Comité Americano por la Paz en el Cáucaso, y siguió activo hasta el 2013, promoviendo el odio a Rusia, lo cual contribuyó como señalan algunos a crear el clima en el que el FBI y otros organismos de EU desecharon las advertencias rusas sobre los terroristas que actuaron en el bombazo del maratón de Boston.

En su informe al Congreso de enero de 2013, Obama hizo algunas referencias al reciente escrito de Kagan en la revista New Republic, titulado "Myth of American Decline" (El mito de la decadencia americana). En entrevistas con la prensa horas antes de ese discurso, dedicó varios minutos a repasar el artículo, citando línea tras línea, pregonando su importancia, de acuerdo al periodista Josh Rogin. El entonces Asesor de Seguridad Nacional, Tom Donilon, confirmó a los periodistas que Obama estaba muy impresionado con el artículo de Kagan, y que era prácticamente lectura obligatoria para el entorno íntimo de seguridad nacional de Obama.