Para detener la Guerra Mundial,hay que sustituir de inmediato a Victoria Nuland

8 de diciembre de 2014

8 de diciembre de 2014 — El Presidente Barack Obama ha ostentado sin vergüenza alguna sus colores neoconservadores en el respaldo entusiasta que le ha dado a Victoria Nuland, en su papel prominente para provocar una confrontación directa con Rusia. Sus esfuerzos han llegado al punto en que, de seguir en el cargo de Asistente de la Secretaría de Estado para Asuntos Europeos y Euroasiáticos, deja al mundo al borde de una confrontación militar global, incluyendo la posibilidad cada vez mayor de una guerra de extinción termonuclear.

El viernes Lyndon LaRouche exigió que la sacaran del cargo de inmediato. "Tienen que sacar a Nuland de su cargo. Al hacer eso se reduce de inmediato la amenaza de una guerra mundial", declaró LaRouche. Asimismo, LaRouche citó a la Canciller de Alemania, Angela Merkel, cuyos ataques insensatos al Presidente de Rusia, Vladimir Putin, han contribuido enormemente a intensificar el peligro de una guerra.

La locura de Merkel provocó que un coro de importantes figuras de Alemania, incluyendo entre ellas al ex canciller Schröder y al ex Presidente Herzog, unieran sus voces para hacer un llamado a favor de renovar el diálogo y cooperación entre Alemania y Rusia, y entre Europa y Rusia. Al respecto, salió un desplegado de página completa en el prestigioso semanario Die Zeit el viernes 5 en Alemania.

El proyecto de encausamiento a Nuland está claro. Ella ha sido la persona encargada en el Gobierno de Obama, que ha venido promoviendo una confrontación con Rusia. Ella fue la arquitecto del cambio de régimen en Ucrania durante el último año, utilizando los elementos neonazis del Sector Derecha y otros remanentes del Banderismo, para derrocar al gobierno electo legítimamente; y cuando la Unión Europea (UE) y Rusia casi llegaron a un acuerdo diplomático para desmovilizar a la gente de la plaza Maidan en febrero de este año, y acabar con la violencia, en una llamada que le interceptaron la encontraron hablando con el embajador de Estados Unidos en Kiev diciendo, "que se joda la Unión Europea".

La Nuland fue una pieza clave en el régimen neoconservador de Bush y Cheney, con su política de guerra permanente y cambio de régimen. Como funcionario de carrera en el servicio exterior, se le asignó al despacho del vicepresidente Dick Cheney, como su Principal Asesora Asistente al inicio del gobierno de Bush y Cheney. En el 2005, Bush la nombró embajadora de Estados Unidos ante la OTAN, coincidiendo con el comienzo de la primera "revolución de color" en Ucrania.

El esposo de la Nuland, Robert Kagan, otro destacado neoconservador, fue uno de los fundadores del Proyecto para un Nuevo Siglo Americano (PNAC, por sus siglas en inglés) y del Comité Americano por la Paz en Chechenia, un frente de la Freedom House que de hecho promovió la causa de los rebeldes chechenios en contra del gobierno de Putin durante la segunda guerra de Chechenia. Obama ha puesto por los cielos a Kagan, e incluso hizo referencia a un artículo suyo en el Discurso del Estados de la Unión del 2012.

Nuland, destacó LaRouche, es un punto vulnerable para Obama, quien es ya odiado por una abrumadora mayoría de estadounidenses, que exigen cada vez más que sea enjuiciado políticamente. "Si quitan a la Nuland de su posición como enlace, se reduce el peligro de guerra. Con la salida de la Nuland podemos evitar una guerra mundial. Ella no tiene derecho a provocar a Rusia como lo hace".