Congresistas Jones y Lynch introducen una resolución para que Obama desclasifique las 28 páginas del Informe sobre el 11-S

6 de diciembre de 2013

Congresistas Jones y Lynch introducen una resolución para que Obama desclasifique las 28 páginas del Informe sobre el 11 de septiembre

6 de diciembre de 2013 — El congresista Walter Jones (republicano por Carolina del Norte) dio a conocer el 3 de diciembre la declaración que reproducimos a continuación, donde hace un llamado al Presidente Obama para que desclasifique el apartado de 28 páginas censurado del Informe de la Investigación Conjunta del Congreso sobre los ataques del 11 de septiembre de 2001. Según el Boston Globe, el congresista Stephen Lynch (demócrata por Massachussets) dio a conocer también una declaración similar. De acuerdo a todos los que han hecho referencia al asunto, el apartado de 28 páginas en cuestión, tienen que ver con el papel que tuvo el Reino de Arabia Saudita en proporcionar el apoyo logístico y financiero a los secuestradores del 11 de septiembre. La declaración de Jones dice lo siguiente:

El congresista Jones introduce una resolución para desclasificar el informe sobre el 11 de septiembre

3 de diciembre de 2013

WASHINGTON, D.C. Hoy, el congresista Walter B. Jones (CN-3), y Stephen Lynch (MA-8) introdujeron la H.R. 428, una resolución para que se hagan públicas las 28 páginas de la Investigación Conjunta sobre Actividades de Inteligencia Antes y Después de los Ataques Terroristas de septiembre del 2001 que fueron clasificados inicialmente por el presidente George W. Bush y que han continuado clasificadas bajo el Presidente Barack Obama. La resolución establece que es necesario desclasificar estas páginas para darle a la población estadounidense toda la verdad en torno a los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, en particular los relacionados con la participación de gobiernos extranjeros.

"Doce años después de que Estados Unidos sufriera un ataque horrendo en su propio territorio, las familias de las víctimas merecen conocer todos los hechos en relación a ese trágico día", dijo el congresista Jones. "Es más, la información contenida en las páginas redactadas es crucial para poder seguir adelante con nuestra política exterior y por lo tanto se deben poner a la disposición del público estadounidense. Si los secuestradores del 11 de septiembre recibieron ayuda extranjera, en particular de uno o más gobiernos extranjeros, la prensa y el público tienen el derecho de saber que ha hecho o dejado de hacer nuestro gobierno para llevar ante la justicia a todos los perpetradores".