Algunos medios occidentales están nerviosos con las provocaciones de guerra financiera nuclear contra Rusia

19 de diciembre de 2014

19 de diciembre de 2014 – Los medios informativos financieros de occidente, por lo general, se están deleitando con el impacto que ha tenido sobre el rublo la guerra financiera del imperio británico contra Rusia. Hay muchas expectativas sobre las medidas que vaya a tomar el gobierno de Putin, pero todos se limitan a considerar los controles de capitales y un posible incumplimiento soberano, no un cambio de mayor envergadura hacia un sistema hamiltoniano, que se sabe está bajo discusión en ese país.

Pero en varios casos, hay un cierto nerviosismo que no se puede ocultar por las consecuencias posibles de jugar ese juego de provocaciones financieras con una potencia termonuclear que es Rusia.

* The Economist, el semanario vocero de la City de Londres, luego de celebrar que Rusia esté "llegando al límite", advierte que además de imponer controles a los capitales, "el señor Putin podría inspirarse en Malasia, que en septiembre de 1998 cortó la especulación con el ringgit mediante el recurso de fijar el tipo de cambio en las divisas y recortando las tasas de interés".

* La revista Forbes dice que se avizoran los controles de capital en Rusia, y comenta que en "Malasia los utilizaron de manera efectiva en 1998", y China "todavía maneja estrictamente los flujos de capital de entrada y de salida". Más aún, "un giro como se podría ver que ganen más credibilidad los de línea dura dentro del gobierno de Putin. Un acontecimiento como ese haría más difícil todavía predecir la siguiente maniobra de Rusia".

* Stratfor tiene un artículo titulado "Con el rublo en caída libre, EU empuja a Putin hasta el límite", en donde señala que: "El mensaje aquí es claro. EU ha empujado a Putin hasta el límite, y lo puede empujar más si así lo desea... [Pero] podría tener implicaciones de seguridad también. Estados Unidos y la Unión Europea entienden que empujar a un país con armas nucleares tan grande y poderoso como Rusia hacia el desplome total puede tener serias consecuencias imprevistas".

* Ambrose Evans Pritchard escribe en el diario británico Telegraph que "Washington se tiene que mover con cuidado ya que sería un error de cálculo geoestratégico de primer orden empujar a una Rusia con armas nucleares demasiado hacia la esquina, o perpetuar un ciclo de agravio".

* La cadena CNBC tiene un artículo de Jake Novak titulado "Cuidado: Putin, el animal herido" que compara malignamente a Putin con Pinochet, "pero con una resolución mucho más firme, enormes fuerzas armadas, y bombas nucleares... Ni gobierno de Obama y ni la comunidad inversionista están preparados para el alcance del daño que puede desatar el líder ruso sobre su propio pueblo, a sus vecinos, y a los mercados financieros estadounidenses. No hay nada más peligroso que un animal herido. Vladimir Putin está herido... y no se le conoce porque se echa para atrás... Nomás imaginen el infierno que puede h acer, ahora que lo picaron con un palo muy picudo".