El Papa Francisco amonestó a la burocracia del vaticano por su "Alzheimer espiritual"

23 de diciembre de 2014

23 de diciembre de 2014 — El Papa Francisco amonestó ayer a la burocracia del Vaticano, aprovechando la ocasión de lo que es normalmente un tradicional discurso de Navidad que el Papa da a los cardenales, obispos y sacerdotes.

En esta ocasión, el Papa Francisco no se anduvo por las ramas en su discurso, u dijo que algunos en la Iglesia sufren de "Alzheimer espiritual", de "esquizofrenia existencial", de "exhibicionismo social", y de ansias de poder, todo lo cuál hace que se pierda "funcionalidad armoniosa y la templanza convirtiéndose en una orquesta que hace ruido porque sus miembros no cooperan y no viven el espíritu de comunión y equipo".

El Papa Francisco además hizo advertencias contra la codicia, el egoísmo, y contra la enfermedad de sentirse "inmortal", "inmunes" o incluso "indispensable", y aconsejó a los cardenales que están seguros de que son "indispensables" que "una ordinaria visita a los cementerios podría ayudarnos a ver los nombres de tantas personas, de las cuales algunas tal vez creíamos que eran inmortales, inmunes e indispensables".

Reprendió a quienes son esclavos de sus "propias pasiones, caprichos y manías", y a "aquellos que poseen un corazón de piedra y cuello tieso". También lamentó el escándalo causado por la lucha intestina dentro de la Curia Romana, y que hay "quienes viven una doble vida", una vida pública y otra "donde dejan a un lado todo lo que enseñan con severidad a los demás y empiezan a vivir una vida oculta y, a menudo, disoluta". Señaló que se compadece de quien se deja llevar por los celos o por la astucia, "que siente alegría viendo al otro caer en lugar de levantarlo y animarlo", y apeló a los funcionarios de mayor responsabilidad para que lo ayuden a encontrarle una "cura" a esto.

Ella Ide, de la agencia AFP, informó que el Papa regresó "con gusto" a uno de sus temas preferidos: "La enfermedad de las habladurías, de la murmuración, del cotilleo", dijo, "es la enfermedad de las personas cobardes que, al no tener la valentía de hablar directamente, hablan a las espaldas de la gente", señalando que esto es "en muchos casos casi 'homicida a sangre fría' ".

Francisco fue electo Papa en marzo del 2013 con el propósito de reformar el Vaticano y acabar con décadas de luchas internas en la Curia Romana. El ha nombrado a diez cardenales de todas partes del mundo para que lo asesoren en los ajustes a la Curia.

Gianni Valente, experto de la religión, le dijo al corresponsal de La Stampa en el Vaticano que el Papa también se destaca por "llamar por su nombre a las enfermedades que plagan su entorno". Valente añadió que el discurso que dio Francisco hoy "de nuevo destruyó el estereotipo del 'marciano latinoamericano' que no está acostumbrado a las 'complejidades' romanas y europeas con las que sus detractores y aspirantes a cortesanos tratan de neutralizarlo" informó Ide.

Josephine McKenna informó en el Religion News Service que pocos estaban sonriendo mientras Francisco hacía su diagnóstico, el cual acompañó con citas y referencias bíblicas".

http://www.news.va/es/news/papa-francisco-alerta-sobre-las-15-enfermedades-cu